La Federación de Productores Lácteos (Feplac) advierte "imposición" en el establecimiento de la obligatoriedad del uso de contratos homologados en el sector lácteo a través de un Real Decreto, al tiempo que denuncia que estos textos "sólo benefician a la industria" y, con ellos, "se va a engañar al sector productor".

"Toda imposición comercial por decreto no es libertad, es imposición", asevera la organización en un comunicado en el que atribuye esta decisión a la intención de "industria, distribución y sindicatos" de "reservarse puestos de control en las comisiones".

Feplac-Galicia se manifiesta así acerca de la normativa que ultima el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, cuya titular, Elena Espinosa, ha apuntado este lunes que ya tiene redactado el borrador y se encuentra a la espera de las aportaciones de la Interprofesional Láctea (Inlac), con la que se reúne este miércoles.

Incide en que los contratos "son muy negativos a medio y largo plazo" para el sector productor, y pone a la "libertad comercial" y la "prosperidad" como "únicas garantías" del futuro del sector.

"otro decreto para crear más paro"

Al respecto, hace referencia a julio de 2009 y alerta sobre que "se va a repetir la jugada", ya que el ministerio "insiste en crear un decreto para obligar a las empresas ganaderas a firmar un contrato, otra vez sin escuchar a los principales afectados: las empresas ganaderas". "Otro decreto" que, para Feplac, servirá para crear "más paro y cerrar más ganaderías gallegas".

"Eso sí, como siempre, con la connivencia sindical", censura, y las acusa de querer "anunciar cosas para salir en la foto" y que "se concedan subvenciones bajo sus criterios". "Y además, con dinero europeo", concluye.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.