Al menos tres jugadores de fútbol iraníes podrían enfrentarse a una pena de cárcel por besar a alguna de sus seguidoras, ya que el contacto entre hombres y mujeres sin relación entre sí está prohibido por la Sharia.

Desde que Ahmadineyad llegó al poder en 2005, se ha incrementado el control sobre los llamados "comportamientos inmorales" "Las órdenes de arresto han sido emitidas contra tres jugadores debido a su comportamiento no islámico", ha informado este lunes el portal de noticias iraní Rajanews sin identificar a los futbolistas ni citar los clubes en los que compiten. "Su entrenador está tratando de evitar que sean encarcelados (...) pero se le ha indicado que éstos deben responsabilizarse de su mal comportamiento", reza el artículo.

Según la Sharia, ley islámica vigente desde la revolución de 1979, los infractores de la misma pueden ser condenados a prisión, al pago de multas o a recibir un número indeterminado de latigazos, dependiendo de la gravedad del delito. Desde que el presidente, Mahmud Ahmadineyad, llegó al poder, en el año 2005, se ha incrementado el control sobre los llamados "comportamientos inmorales" por parte de los clérigos conservadores.