La Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza (UZ) ha sido distinguida como una de las mejores de Europa por la calidad de sus estudios. La titulación de Veterinaria acaba de recibir la acreditación del European Committee on Veterinary Education (ECOVE), un reconocimiento tanto a la labor docente de los profesores y departamentos como a la eficacia de la gestión del centro y que supone un signo de excelencia de la Facultad y de sus titulados.

Otras cinco seis universidades españolas —la Autónoma de Barcelona, Córdoba, Las Palmas, Complutense de Madrid, Santiago y Murcia— han aprobado completamente esta acreditación, que en estos momentos distingue a un total de 46 facultades europeas, incluyendo Turquía, ha informado la UZ en un comunicado.

El ECOVE está integrado por la Federación Europea de Veterinarios y la Asociación Europea de Facultades de Veterinaria, una entidad que agrupa a la práctica totalidad de facultades europeas y cuyo objetivo es evaluar los estudios de Veterinaria que se imparten en Europa a través de un "extenso y riguroso protocolo" que analiza "punto por punto estas titulaciones".

De esta manera, y tras el proceso de acreditación, el ECOVE ha certificado que los titulados en Veterinaria en la Universidad de Zaragoza adquieren a lo largo de sus estudios un nivel de conocimientos lo suficientemente elevado para poder trabajar cumpliendo con las directivas comunitarias que regulan la profesión desde el momento en que reciben el título.

Los estudios de Veterinaria están regulados por directivas europeas que establecen los contenidos mínimos obligatorios para poder ser reconocidos y son, además, la única titulación que se somete a un sistema de auditoria tan exhaustivo centrado en la enseñanza. El proceso de acreditación es voluntario y las universidades que lo superan deben revalidarlo cada diez años.

La Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza ha trabajado durante los últimos años para obtener esta acreditación mejorando sus instalaciones, impulsando el Hospital Clínico Veterinario y reforzando las horas de formación clínica de los estudiantes, entre otras acciones. Con todas estas mejoras, el centro ha alcanzado un "elevado nivel de calidad" que deberá mantener para pasar con éxito una nueva evaluación en el año 2020.

Para conseguirlo, los principales objetivos del centro, que este curso ha iniciado el grado en Veterinaria, serán la mejora permanente de la enseñanza, y en particular en la relacionada con la docencia práctica y clínica.

Proceso de evaluación

El proceso de acreditación ha sido "largo y exhaustivo". En primer lugar, la Facultad de Veterinaria tuvo que preparar un autoinforme detallando todos los aspectos relacionados con la titulación, desde los planes de estudio y las prácticas que reciben los estudiantes hasta los recursos, convenios, personal y materiales de los que dispone el centro.

Posteriormente, un comité evaluador formado por seis expertos internacionales de diferentes ramas de la Veterinaria pasó una semana en Zaragoza, manteniendo entrevistas, entre otros, con la dirección de la Facultad, los profesores, los egresados y los estudiantes, así como con el Colegio Profesional de Veterinarios y veterinarios de la zona.

Tras esta visita, realizada en 2006, el comité recomendó a la facultad ampliar las horas clínicas, sobre todo las dedicadas a animales de granja, y reforzar la integración de las actividades docentes y fijó una nueva visita al centro, que ha tenido lugar este año, y en la que, según señala la resolución del ECOVE, el centro ha superado "con creces" las indicaciones realizadas para poder conseguir la acreditación.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.