La Comunidad gallega ha ganado hasta septiembre de este año un total de 5.226 habitantes por la llegada de inmigrantes, tanto procedentes del extranjero como de otras comunidades españolas. Del total, el saldo positivo interautonómico es de 1.441, mientras que 3.785 se corresponden con personas llegadas de fuera de España.

Según los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), un total de 10.440 inmigrantes de fuera de España llegaron a Galicia frente a 6.655, que se marcharon. Por su parte, 16.364 gallegos se fueron durante los primeros nueve meses del año a otras comunidades y la gallega recibió a 17.806 personas.

Por provincias, A Coruña contabilizó 4.154 inmigrantes extranjeros; Pontevedra, 3.210; Ourense, 1.707; y Lugo, 1.370. En cuanto al número de emigrantes al exterior, se fueron 2.190 personas de la provincia de A Coruña; 2.581, de Pontevedra; 1.025, de Ourense; y 858, de Lugo.

Con estas cifras, la provincia coruñesa ganó hasta el mes de septiembre un total de 1.963 habitantes; seguida de Ourense, que ha sumado 681 habitantes; Pontevedra, 629; y Lugo, que obtuvo un saldo positivo de 511 personas.

Migraciones interiores

Al respecto de las migraciones realizadas entre las distintas provincias españolas, A Coruña acabó septiembre con un saldo positivo de 1.381 personas, ya que se marcharon 8.495 pero se inscribieron 9.876.

Situación similar experimentó la provincia de Pontevedra, que al término de septiembre registraba un saldo de 505 personas, puesto que fueron 8.157 inmigrantes los procedentes de otras provincias frente a 7.652 emigrantes.

En el lado opuesto se sitúan las provincias de Ourense y Lugo, que perdieron población si se tiene en cuenta sólo el movimiento migratorio interno. Así, la ourensana registró 46 personas menos, al recibir 3.910 y ceder 3.957; y la lucense contabilizó -965, puesto que llegaron 3.641 y se marcharon 4.606 habitantes.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.