El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha inaugurado esta mañana las obras de acondicionamiento del borde izquierdo de la Ría de Solía entre el puente y las instalaciones de la Sociedad Deportiva de Remo (SDR) Astillero, que han supuesto una inversión del Gobierno regional, a través de la Consejería de Obras Públicas, superior a los 550.000 euros, y que habilitan un nuevo espacio de ocio y deportivo para los vecinos.

El proyecto ha incluido también, como obras complementarias, la construcción de la infraestructura necesaria para la práctica del remo en el municipio y la urbanización de la zona.

Tras comparar el antes y el después, Revilla ha destacado la utilidad de esta "necesaria" actuación que, además de facilitar la práctica deportiva, habilita un nuevo espacio de ocio para los vecinos. "Esta zona antes era peligrosa, no había protección, pero ahora se ha ganado un espacio muy importante a El Astillero para el disfrute de la gente", ha dicho.

Asimismo, ha valorado la inversión realizada y confiado en que, cuando se lleve a cabo el proyecto de reforma de la nave del Club de Remo, que en estos momentos se encuentra en tramitación, se habrán sentado las bases para garantizar futuros éxitos deportivos.

En su opinión, una entidad con la trayectoria de éxitos de Astillero se merece unas instalaciones "dignas" para seguir logrando triunfos para la Comunidad Autónoma y trabajando la base del deporte del remo.

Finalmente, ha felicitado a los remeros de Astillero por ver cumplida una aspiración que se ha demorado varios años en el tiempo por cuestiones administrativas, y a los vecinos del municipio por disponer de esta nueva zona de esparcimiento junto a la ría. Revilla ha estado acompañado en el acto inaugural por el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón; el alcalde del municipio, Carlos Cortina, y el director de Puertos de Cantabria, José María Díaz, y el presidente de la SDR Astillero, Francisco Gárate, entre otros.

Integración puerto-CIUDAD

Mazón ha explicado que el proyecto hoy inaugurado es un ejemplo de la política del Gobierno de integrar los puertos en las ciudades y ganar espacios de ocio para los ciudadanos.

Además, ha expresado su satisfacción por el resultado final de las obras y, al igual que el presidente, ha subrayado su utilidad tanto para los deportistas como para los vecinos en general.

Cortina por su parte ha agradecido el esfuerzo económico realizado por el Ejecutivo para adecentar una zona que presentaba unas condiciones "indignas". También ha recordado que, a pesar de que "todos" estaban de acuerdo con este proyecto, se han tardado "seis años" desde que se iniciaron los trámites, por lo que ha confiado en que no se tengan que esperar otros seis para ver "la otra gran iniciativa" del Ayuntamiento para esa zona, la reforma y ampliación del edificio del club de Remo Astillero.

Tras la explicación técnica de los trabajos por parte del director del proyecto, Revilla ha encabezado un recorrido por la obra. DETALLES

La rehabilitación del borde, con una longitud cercana a los 200 metros, ha consistido en el perfilado del talud y la ejecución de un muro de escollera de altura variable para su protección. Además, se ha habilitado un graderío de hormigón de 60 metros de longitud con capacidad para 350 personas.

El proyecto ha contemplado también, como obras complementarias, la construcción de la infraestructura necesaria para la práctica del remo en Astillero y la urbanización de la zona. En primer lugar, se ha colocado un pantalán flotante de 15 metros de largo y 6 de ancho, junto con las correspondientes pasarelas de acceso, y se ha ampliado de 4 a 8 metros la anchura de la rampa varadero existente.

Asimismo, se ha ubicado una imposta prefabricada en el lateral de ésta última para la aproximación de las embarcaciones de remo y una estructura de protección en la pila del puente más cercana al pantalán.

En cuanto a la urbanización del entorno, se ha levantado una acera paralela al borde de 75 metros de longitud y 2 metros de ancho, bajo la cual se han canalizado los distintos servicios de luz y agua.

Por otro lado, se ha asfaltado y prolongado el vial que une el puente de la Ría de Solía con las instalaciones de la Sociedad de Remo Astillero, con una anchura variable de entre 5 y 7 metros.

Finalmente, se han mejorado las canalizaciones pluviales para evitar los embolsamientos de agua que anteriormente se producían en el aparcamiento cercano a la nave.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.