La defensa del empresario Andrés Liétor, acusado en el caso 'Malaya', contra la corrupción en el Ayuntamiento de Marbella (Málaga), ha cuestionado la competencia del Tribunal para enjuiciar esta causa y ha asegurado que le corresponde a la Audiencia Nacional (AN). También ha planteado que se debería haber seguido el procedimiento del Tribunal del Jurado.

El abogado ha precisado que cuando se han juzgado cuestiones relativas a la corrupción en el Ayuntamiento de Marbella, como los casos 'Saqueo', con presuntas malversaciones "de gran magnitud", ha sido la Audiencia Nacional "la que ha tenido esta competencia" y ha precisado en que esa causa se han juzgado "delitos similares a los que aquí estamos viendo".

En la sexta sesión del juicio, el letrado ha recordado que ya ha solicitado "en numerosas ocasiones" que su cliente tenía que haber sido juzgado por un Tribunal del Jurado, y ha añadido que los delitos por los que se acusa a su patrocinado "ni son conexos entre sí ni son mucho menos conexos con el resto de los delitos que se están siguiendo en esta causa".

Así, ha indicado que desde el principio, "en lugar de haber incoado diligencias previas, se tenía que haber iniciado un procedimiento del Tribunal del Jurado". Liétor está acusado de los delitos de cohecho activo, blanqueo de capitales y malversación de caudales públicos, solicitando el ministerio fiscal una pena de 22 años de prisión y multa de 23 millones de euros.

Ha explicado que el acusado interpuso desde la cárcel denuncia y luego una querella contra el instructor por la detención, la cual no fue admitida por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), aunque se recurrió ante el Tribunal Constitucional, que tampoco la aceptó. Ha añadido que se ha solicitado amparo ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, "que sí ha admitido a trámite la correspondiente querella".

Otra de las letradas de este empresario ha planteado la nulidad de prácticamente la totalidad de las actuaciones, aunque ha tenido diferencias con el presidente del Tribunal, el magistrado José Godino, quien ha advertido en varias ocasiones a la abogada de que no repitiera argumentación ya planteada por otros letrados o, incluso, por su compañero de defensa.

En uno de estos rifirrafes, cuando el magistrado ha reiterado la petición de que no repitiera alegaciones, sino que expusiera argumentos nuevos, la letrada ha recriminado al Tribunal que "si me quita el uso de la palabra, pierdo el hilo de lo que estoy intentando expresar", a lo que el presidente ha llegado a decirle: "si le sobro yo, me levanto y me voy, porque parece ser que es usted la encargada de presidir el juicio". No obstante, al final la abogada ha manifestado su agradecimiento a la Sala.

Consulta aquí más noticias de Málaga.