El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts y conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha destacado este lunes que la Ley de autoridad del profesorado que se aprobará en breve en Les Corts "garantizará el futuro de la Comunitat y de España". Así, ha afirmado, "el alumno acatará la autoridad del tutor, profesor o docente sin sobrepasarse como ha venido ocurriendo en los últimos tiempos".

El Síndic popular ha indicado que la futura ley de autoridad del profesorado que se aprobará próximamente en la Cámara Valenciana y cuyas enmiendas a la totalidad se verán este miércoles tiene como finalidad "reforzar y enriquecer la figura de los docentes como piedra angular de nuestro sistema educativo ante la pérdida de potestad que últimamente estaban adquiriendo".

En este sentido, el Síndic popular ha manifestado que esta Ley permite avanzar hacia un mejor sistema educativo. "Esta norma se escribe en clave de responsabilidad, se sustenta sobre los valores del esfuerzo; el respeto mutuo y las normas de convivencia; el reconocimiento de la dignidad personal; y hace hincapié en el derecho de los docentes a ser respetados conforme a la alta función profesional y social que realizan, recibiendo el respaldo necesario por parte de la Administración", ha explicado Blasco.

Asimismo, ha insistido, "dentro de la comunidad docente, cada uno tendrá que cumplir sus responsabilidades, sus derechos y deberes. El alumno acatará la autoridad del tutor, profesor o docente sin sobrepasarse como ha venido ocurriendo en los últimos tiempos".

Blasco ha destacado que ésta "es la única manera de garantizar un buen y prometedor futuro para la Comunitat Valenciana y España contribuyendo además a subir el nivel educativo de los alumnos".

Por último, el portavoz popular y conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco ha recomendado a los grupos de la oposición que voten a favor de esta Ley que "protege al profesorado y legitima su labor para seguir formando generación tras generación".

Consulta aquí más noticias de Valencia.