Riegos del Alto Aragón ha cerrado una de las mejores campañas de riego de los últimos cuarenta años, lo que le ha permitido embalsar más agua que en 2009. Sin embargo, su presidente, César Trillo, ha lamentado que se hayan perdido casi 900 hectómetros cúbicos de agua en la provincia de Huesca que de poder embalsarse, hubieran garantizado la próxima campaña.

Trillo ha resaltado que 2010 es uno de los últimos cuarenta años más húmedos en Huesca, gracias a las lluvias y al deshielo escalonado durante la primavera, lo que ha permitido almacenar más agua en los pantanos. De esta forma, la campaña de riego se ha cerrado de forma "muy positiva" y los agricultores, han podido disponer del agua que han necesitado.

"Ha sido una campaña positiva, lo que ha permitido atender a la demanda, se han hecho segundas cosechas y el agricultor ha dispuesto de lo necesario", ha comentado el presidente de la comunidad de riegos. Sin embargo, Trillo ha aseverado que los 900 hectómetros cúbicos de agua que se han perdido por no poder embalsarla, hubieran garantizado la próxima temporada.

Por ello, Trillo ha recordado que avanzar en la construcción de los embalses de Biscarrués y Almudévar es la "única manera" para paliar las necesidades de los agricultores y reducir la incertidumbre de cada inicio de temporada.

Consulta aquí más noticias de Huesca.