La Guardia Civil ha desmantelado una red que introducía droga en la cárcel de El Dueso, Cantabria.  La 'Operación Berria', probablemente la mayor que se ha hecho contra el tráfico de droga en el interior de las prisiones, se ha saldado con 52 detenidos, la mayoría, 18, presos que distribuían la droga dentro del penal. El resto eran ex-presidiarios y familiares que la conseguían meter dentro.

La red introducía la droga en El Dueso -una cárcel con 691 internos- en paquetes que eran lanzados por la valla o en dosis escondidas en la vagina o el recto de familiares que entraban a los encuentros 'vis a vis'.

Pagos por giro postal

Los presos realizaban los pagos de los estupefacientes -principalmente  hachís, cocaína y heroína- mediante giros postales y transferencias realizados desde la misma prisión. En total, se tiene constancia de 208 giros postales y 143 transferencias que suman 50.000 euros.

La investigación fue iniciada en 2009 El delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, ha dado a conocer este viernes más datos de la operación, iniciada en julio de 2009 en colaboración con la dirección del centro penitenciario, y de la que ha destacado la "complejidad" en su desarticulación y el número de personas detenidas, tanto presos como familiares y colaboradores que facilitaban la droga del exterior.

Ibáñez ha explicado que los internos actuaban dentro de El Dueso en pequeños grupos, dirigidos por un "cabecilla", que se ocupaba de obtener la droga, distribuirla entre los vendedores (también presos) y que facilitaba a los compradores los códigos postales o las cuentas donde debían transferir el dinero.

Una investigación profunda

"Nunca se había actuado con tanta profundidad y tanto mirar hacia atrás", ha asegurado el delegado del Gobierno, quien ha explicado que los "cabecillas" de la red, que dirigían grupos independientes dentro de la cárcel, utilizaban a familiares y amigos para que buscaran a terceras personas que se ocupaban de abrir las cuentas bancarias en las que los presos que compraban la droga hacían la transferencia.

En la prisión de El Dueso, la Guardia Civil ha detenido a 15 internos y otros tres estaban en las cárceles de León, Dueñas (Palencia) y Valladolid, aunque se les acusa de estar relacionados con el tráfico de drogas en el centro penitenciario cántabro, ha explicado el director de la cárcel cántabra, Carlos Fonfría.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.