Jiménez: "Gómez es ahora más conocido pero no ha mejorado su expectativa de voto"

La candidata en las primarias socialistas para la Comunidad de Madrid Trinidad Jiménez, durante su intervención en un encuentro con militantes del PSM de Carabanchel.
La candidata en las primarias socialistas para la Comunidad de Madrid Trinidad Jiménez, durante su intervención en un encuentro con militantes del PSM de Carabanchel.
Luca Piergiovanni / EFE

La ministra de Sanidad y aspirante a encabezar la lista del PSOE a la Comunidad de Madrid, Trinidad Jiménez, ha asegurado que el secretario general del PSM y su contrincante en las primarias del próximo domingo, Tomás Gómez, es ahora más conocido pero eso no se ha traducido en una mejora en la expectativa de voto, que sigue manteniéndola a ella en cabeza.

Preguntada sobre si tiene nuevas encuestas que digan que está mejor situada que Tomás Gómez para ganar la batalla por Madrid, la ministra ha señalado que la última conocida en un medio de comunicación, hace apenas una semana, "se han mantenido de manera sostenida los mismos resultados de mayo". "Lo único que ha variado es el nivel de conocimiento del otro candidato, que está bien, ha aumentado, es normal en una campaña, pero eso no se ha traducido en una mejor expectativa de voto, por lo tanto mantenemos la misma situación y además ha sido de manera reiterada", ha planteado Jiménez en una entrevista en la Cadena Ser.

Esa situación, ha asegurado, tiene una justificación y es que ella lleva 10 años en el escenario político, casi cuatro años en el escenario político madrileño y años de gestión en el gobierno de España como ministra. "Es verdad que los ciudadanos madrileños y en general los ciudadanos españoles, me han podido ver en de manera más continua y reiterada en la gestión publica tanto en nivel local como a nivel internacional y nacional", ha añadido. A su juicio, el proceso de primarias ha sido bueno para la movilización, por la visibilidad que ha ido adquiriendo el Partido Socialista de Madrid, y porque se han mostrado con muchas ganas de ganar en Madrid que "es la principal función de un partido político".

Así, preguntada por el hecho de que la historia demuestra que las primarias son un 'ejercicio saludable de higiene democrática pero que las carga el diablo', Jiménez ha reconocido que "es verdad" porque "no hay una cultura de primarias en los partidos políticos españoles". "Una vez que la hemos puesto en ensayo hay que perfeccionarla. Creo que en el futuro, si seguimos recurriendo a las primarias, creo que es un buen recurso, deberíamos perfeccionarlas dando entrada a la participación de los simpatizantes, que es como existen las primarias en otros países. Esto permite que el resultado final sea más adecuado y más relacionado con los que piensan y sienten los ciudadanos que son al final los que nos votan", ha defendido.

Jiménez ha asegurado además que no se ha negado a un debate público con Tomás Gómez y ha señalado como origen de la inexistencia del mismo que la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, a finales de agosto "se pronunció en el sentido de que no tenía mucha justificación" que los aspirantes debatieran en público porque pertenecen al mismo partido.

Por otra parte, respecto a las razones por las que tienen que votarla los militantes socialistas de Madrid. "Lo que han ido observando los militantes es que hay dos candidaturas y un candidato, en este caso soy yo, que está mejor posicionado. Mejor posicionado en las encuestas, no una, sino en todas las que han ido apareciendo. Si los votantes y los ciudadanos madrileños lo tienen claro, ¿por qué deberían dudar los militantes socialistas? La función principal de un partido  político es ganar elecciones y las decisiones que tomemos cuando se trata de presentarnos ante los ciudadanos sería vincularla a lo que los ciudadanos piensan y sienten.

"Creo que hay dos problemas o dos situaciones que un partido político no se puede permitir: Una es caer en la resignación de 'bueno, pues vamos a ver si mejoramos los resultados' o 'todo está muy difícil'. Caer en la resignación no me lo puedo permitir. Y dos, volver la espalda a los ciudadanos, cuando los ciudadanos te dicen algo de una manera reiterada yo creo que deberíamos ser sensibles a lo que los ciudadanos nos dicen que son los que nos van a colocar en el gobierno o no", ha explicado.

Orgullosa del apoyo de Zapatero

La ministra ha señalado además que no le ha incomodado contar en este proceso electoral con el apoyo de Zapatero: "En absoluto nunca me ha incomodado contar con el apoyo del presidente del Gobierno, al que le tengo no sólo un gran respeto político, sino un gran efecto personal y llevo trabajando con él diez años y soy miembro de su gobierno". Por este motivo, que en algún momento le haya mostrado su apoyo o su respaldo le parece un motivo "de orgullo y de satisfacción". "Cuando el presidente del gobierno hace una propuesta o intenta llegar a un acuerdo está haciendo una apuesta pensando en lo mejor para el partido, en el sentido de presentar el mejor candidato que esté en condiciones de ganar las elecciones. Esto me parece que es razonable, que lo debe hacer un líder político; sino hay acuerdo, pues acudimos a las primarias", ha explicado.

En esta línea, la ministra ha subrayado que a ella no la "impone" Zapatero, pero es una "propuesta" que tiene que ver con una "apuesta política electoral". "Para un partido político su principal función es ganar elecciones. Vamos a ver quién está en mejores condiciones para ganar. No me impone, sino que dice 'bueno que haya primarias' y estas primarias suponen que yo me someto al voto de los militantes y lo que se elige libremente no se impone", ha insistido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento