Baleares ha perdido un 8,8 por ciento de sus empresas a lo largo de la crisis, por debajo de la media nacional —una disminución del 10,2 por ciento—, según los datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración sobre empresas de alta en la seguridad en cada comunidad autónoma, que son las que emplean trabajadores.

De esta forma, al igual que Baleares se encuentran por debajo de la media el País Vasco (-4,4%), Extremadura (-5,1%), Asturias (-5,1%), Galicia (-5,3%), Castilla y León (-5,3%), Navarra (-6,2%), Cantabria (-6,4%), La Rioja (-6,7%), Aragón (-7,8%) y Madrid (-8%).

El descenso es mayor que la media en Castilla-La Mancha (-11,1%), Cataluña (-11,1%), Andalucía (-11,5%), Canarias (-13,1%), Comunidad Valenciana (-15,3%) y Murcia (-17%).

En el caso de los autónomos, las comunidades que han registrado un descenso menor a la media en el número de autónomos durante la crisis son Extremadura (-2,7%), País Vasco (-5,6%), Madrid (-5,9%), Baleares (-6,4%), Andalucía (-6,5%), Cantabria (-6,8%), Castilla y León (-6,8%) y Galicia (-7%).

Los descensos son mayores a la media nacional en Navarra (-8,1%), Castilla-La Mancha (-8,1%), Aragón (-8,4%), Canarias (-8,9%), Cataluña (-9,1%), La Rioja (-9,6%), Murcia (-10,3%) y Comunidad Valenciana (-11,7%).