El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha criticado las "escenificaciones" de la antigua Batasuna y ETA y, frente a los sucesivos documentos y comunicados de unos y otros, ha reclamado un "cese definitivo" de la actividad de ETA y una "disociación manifiesta" de la misma por parte de Batasuna.

Urkullu ha intervenido en Foronda (Álava) en el 'Alderdi Eguna' ('Día del Partido') del PNV, que se ha celebrado un día después de la presentación del documento de la izquierda abertzale, EA y Aralar en la que se pide a ETA un alto el fuego "permanente, unilateral y verificable" como "expresión de voluntad para un definitivo abandono" de su actividad.

Además, en una entrevista en el diario 'Gara' publicada después de la presentación del acuerdo, ETA ha asegurado tener "disposición" para dar el paso" del alto el fuego y "para ir más lejos", si se dan las "condiciones" para ello.

El presidente del PNV ha fijado cuatro principios para lograr el final del terrorismo y "la profundización en la normalización política". Estas condiciones, recogidas en la propuesta 'Ados' ('de acuerdo') en la que el PNV trabaja desde hace meses, contemplan la exigencia a ETA de "un abandono definitivo de la violencia". "No vale un alto el fuego que no sea un cese definitivo", ha advertido.

En segundo lugar, ha reivindicado el "pluralismo", dentro del que ha reclamado "la participación de todas las fuerzas políticas sin exclusiones". Asimismo, ha subrayado la necesidad de un acuerdo "en la apuesta por el diálogo y la negociación entre todas las fuerzas políticas", así como "un nuevo pacto basado en el sistema de concertación y en los derechos históricos del pueblo vasco". (habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Álava.