A 180 kilómetros por hora en el tramo urbano de la A-68 circulaba uno de los 389 conductores que denunció en 2004 la Policía Local por superar los 100 km/hora en la ciudad. Más de 5.070 conductores fueron sancionados por ir de 81 a 100 km/hora (302 euros de multa) y 7.053 por superar los 50 km/hora (150 euros). La Policía Local realizó 12.322 controles de velocidad el año pasado y las sanciones (12.517) aumentaron en 2.549 (un 25%) respecto a 2003.

Los conductores que cometen una infracción muy grave (más de 100 km/hora) deben pagar 450 euros de multa y les retiran el carné de conducir durante tres meses. Si, además, superan la tasa de alcohol permitida, son acusados de un delito penal de conducción temeraria.

Los infractores suelen ser hombres menores de 40 años que circulan con velocidad excesiva por la noche y en las vías rectas, largas y amplias (paseos, avenidas y cinturones de ronda).

Circular a velocidad excesiva tiene consecuencias fatales en caso de accidente en el casco urbano. «Un atropello a más de 50 km/hora suele ser mortal; entre 40 y 50 km/hora, grave, y a menos de 40 km/hora, leve», indicó a 20 minutos el responsable de Tráfico de la Policía Local, Manuel Solanas. Además, «la velocidad es el factor que más accidentes provoca en el casco urbano», resaltó. El año pasado murieron 15 personas y 247 resultaron heridas graves en accidentes de tráfico en la ciudad.

Más vigilancia

La Policía Local quiere adquirir otro radar de control de velocidad (ahora hay tres) para mejorar la vigilancia. Aunque en otras ciudades los radares captan la infracción y los policías mandan la multa a casa, los agentes en Zaragoza dan siempre las denuncias en mano.

EL INFRACTOR. HOMBRE JOVEN

La mayoría de los conductores que superan los 80 kilómetros por hora en el casco urbano son hombres menores de 40 años. Cuando la velocidad se combina con consumo de alcohol, la edad del infractor se reduce.

VIGILANCIA CON TRES RADARES

Además de los controles de velocidad, la Policía Local tiene tres radares (fijos y móviles) para denunciar a los que superan los límites establecidos. Los agentes paran siempre a los infractores para darles la denuncia en mano.

LOS LUGARES. AVENIDAS

Las infracciones graves se cometen de noche, en las grandes avenidas y vías de circunvalación, en especial: Tercer Cinturón, avenida de Navarra, Ranillas, avenida de Pirineos, Alcalde Caballero, Vía Ibérica, Ruiz Picasso e Isabel la Católica.

CONDUCTORES TEMERARIOS

La Policía Local detuvo la semana pasada a un conductor que circulaba a 134 kilómetros por hora en la avenida de Navarra. Eran las 3.15 de la mañana y el infractor, un hombre de 34 años, dio positivo en el test de alcoholemia.