El Ayuntamiento restaura la bola astronómica de Piquío

Astrosantander ha impulsado las obras y ha colaborado en el asesoramiento a los técnicos
Observación de apoyo a la restauración de la 'bola de Piquío'
Observación de apoyo a la restauración de la 'bola de Piquío'
ASTROSANTANDER

El Ayuntamiento de Santander está procediendo en estos días a la restauración de la 'bola de Piquío', un pequeño monumento astronómico situado en los jardines de la ciudad que ha contado con el asesoramiento de la Agrupación Astronómica Santander (Astrosantander).

El presidente de Astrosantander, Manuel de Vicente, ha visitado este viernes las obras de restauración que lleva a cabo la Fundación Santa María La Real y la empresa de marmolería Graymar, y ha felicitado a la concejala de Medio Ambiente, Carmen Ruiz, "por la sensibilidad y la respuesta que ha tenido" ante la solicitud de la agrupación de llevar a cabo "estas tareas tan necesarias".

Astrosantander ya ha celebrado varias observaciones celestes en los jardines de Piquío precisamente para resaltar esta "joya astronómica" de la ciudad.

Las obras, que finalizarán este fin de semana, consisten principalmente en la limpieza de este pequeño monumento astronómico, cuyo deterioro impedía diferenciar los diferentes relieves que muestra.

Este ingenio de 'Tierra paralela' fue construido en los años 30 del siglo XX por el pintor, diseñador y piloto de guerra cántabro, Eugenio Cortiguera, que vivió una parte de su vida en París y murió en 1938, a la edad de 34 años. Según ha señalado Manuel de Vicente, "se trata de un instrumento didáctico, astronómico, sencillo y muy eficaz para comprender conceptos básicos de Astronomía mediante la colocación de una esfera representando a la Tierra".

El presidente de Astrosantander ha añadido que para ello son necesarios dos requisitos imprescindibles, el primero de ello que en la parte superior de la bola esté representado el lugar exacto donde uno se encuentra (en este caso, Santander) y el segundo, que el eje de la bola sea paralelo al eje de la Tierra.

De esta manera, la 'bola de Piquío' permite distinguir la zona iluminada por el Sol (día) y la zona de sombra (noche). Además es un observatorio para saber con exactitud en qué zonas del mundo amanece y en cuáles anochece. También se puede observar cómo se traslada el terminador, que es la línea crepuscular que divide la luz del día y la oscuridad de la noche. Este terminador indica a través de la franja horaria de la esfera, en la banda ecuatorial, la hora solar en cada punto del planeta, teniendo en cuenta que la hora solar, también conocida como Tiempo Universal (UT), es en España dos horas menos en verano y una en invierno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento