Varias decenas de delegados de la CIG se han concentrado ante tres sucursales bancarias de Santiago —las protestas se convocaron en las siete mayores ciudades gallegas— para rechazar la reforma laboral y llamar a la participación en la huelga general del próximo 29 de septiembre.

El secretario comarcal de la CIG en Compostela, Anxo Noceda, ha explicado a Europa Press que las protestas se dirigen "no sólo" contra la reforma laboral, sino contra otras que, prevé, se acometerán en los próximos meses, como la de las pensiones. "La reforma laboral es la punta del iceberg de lo que está ocurriendo, lo fundamental es el actual modelo económico", ha expuesto.

Así, los delegados de la organización sindical nacionalista han comenzado una serie de protestas previas a la huelga general, que aún no están completamente definidas, pero que incluyen asambleas en las empresas para explicar a los trabajadores el alcance de las reformas en marcha.

En la protesta de este miércoles en Santiago se han concentrado, durante casi una hora, ante las oficinas del Banco Santander, el BBVA y Caixa Galicia en la Plaza de Galicia y varios de ellos han permanecido en el interior de las oficinas. Los manifestantes, que permitieron a la gente realizar sus operaciones con normalidad, repartieron folletos en los que llaman a movilizarse.

Noceda ha insistido en que la reforma laboral no va en el sentido adecuado, pues "el mercado laboral no está en el origen del problema" y, por tanto, ha argumentado, "no se puede solucionar algo si se adoptan medidas contra otra cosa". "No hay que mezclar tocino y velocidad", ha dicho y ha rechazado que, en el actual sistema, se "socialicen pérdidas y se privaticen ganancias", en alusión a las ayudas públicas para la banca.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.