La Mesa de la Minería de Aragón urge a Bruselas a aprobar el real decreto español en defensa del carbón autóctono

La Mesa de la Minería de Aragón ha urgido a la Comisión Europea a aprobar el real decreto español del carbón, que contempla una reserva del 15 por ciento del carbón autóctono para la producción de energía eléctrica, según lo han trasladado los consejeros del Gobierno de Aragón de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, e Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga.
Mesa del Carbón
Mesa del Carbón
DGA

La Mesa de la Minería de Aragón ha urgido a la Comisión Europea a aprobar el real decreto español del carbón, que contempla una reserva del 15 por ciento del carbón autóctono para la producción de energía eléctrica, según lo han trasladado los consejeros del Gobierno de Aragón de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, e Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga.

Ambos han atendido a los medios de comunicación, tras presidir la reunión de la Mesa de la Minería que ha analizado al manifiesto elaborado conjuntamente por las Comunidades de Aragón, Asturias y Castilla León, y los Gobiernos de España y Alemania en defensa del carbón.

Este documento se firmará próximamente para su presentación ante las autoridades europeas y ha sido consensuado durante los últimos meses por los Gobiernos de España y Alemania, los Ejecutivos autonómicos de Aragón, Castilla y León y Asturias y la patronal Carbunión. La Mesa de la Minería de Aragón ha manifestado su apoyo al manifiesto y a todas las iniciativas en defensa del carbón.

El consejero de Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga, ha explicado, respecto al real decreto español, que "urge que se tome una decisión en Bruselas que palie la problemática que se originó en España el año pasado". Según ha recordado, tuvo lugar un descenso de la producción de energía eléctrica con carbón como consecuencia de la caída de la demanda y la mayor entrada de las energías renovables.

El real decreto propone esa reserva del 15 por ciento del carbón autóctono para la producción de energía eléctrica, como una "reserva estratégica" para la seguridad del suministro y ante las causas socioeconómicas que se derivan de la actividad del carbón en las comarcas mineras.

Respecto al reglamento de la Unión Europea sobre las ayudas al carbón, en vigor desde 2002, Aliaga ha precisado que la Comisión Europea ha planteado que, a partir del 1 de enero de 2011, las ayudas a la minería vayan condicionadas al cierre de instalaciones.

Aliaga ha calificado de "inadmisible" esta posibilidad porque el carbón "es un recurso autóctono", que "da garantía al suministro eléctrico" por lo que "si en años complicados se cierran las minas, posteriormente sería imposible abrirlas" y por eso, "hay que mantener esa producción y los empleos".

El consejero ha aclarado que piden el mantenimiento de un sistema de ayudas para el carbón durante diez años y que, "si no hay consenso para aprobarlo", se prorrogue el actual reglamento, de forma que sea posible "mantener la actividad minera". MANIFIESTO

El Gobierno de Aragón ha informado de que el manifiesto de apoyo al mantenimiento de un sistema específico de ayudas al acceso a reservas para el carbón de España y Alemania pide que, la nueva regulación europea para las ayudas específicas a la industria del carbón, se ponga en marcha en enero de 2011, y no condicione las ayudas únicamente al cierre de las explotaciones mineras, sino a su funcionamiento a medio y largo plazo, en el contexto de un plan de acceso a reservas y teniendo en cuenta su repercusión social.

El manifiesto agrega que, hasta que se logre el consenso necesario para aprobar esta regulación, se debe mantener el actual reglamento europeo, que estima que "la desaparición de todas las explotaciones carboníferas de la Unión Europea a corto plazo, podría tener consecuencias en la seguridad del abastecimiento energético a largo plazo".

El documento propone que España y Alemania, como los dos países más interesados en el mantenimiento de las ayudas específicas, impulsen conjuntamente un marco en el que quepan los distintos planteamientos que, en el seno de la Unión Europea, coexisten con respecto al carbón.

El texto argumenta, asimismo, que el acceso a las reservas autóctonas de carbón no incentiva un mayor uso del carbón y más emisiones, sino que garantiza "la posibilidad de sustituir carbón importado procedente de suministradores poco fiables por carbón autóctono, más seguro".

El documento también apunta que el Estado español debe dar por concluida su reestructuración de la minería y apostar por la estabilidad del sector, al menos en sus volúmenes actuales.

Visita a bruselas

El consejero aragonés de Industria ha informado de que el viernes 3 de septiembre ha enviado una carta al presidente de la Comisión Europea, junto con los consejeros de Castilla y León y Asturias, como estrategia conjunta con el Gobierno de España. La carta también ha sido enviada a todo el Colegio de Comisarios Europeos, como medida de "presión" para que el real decreto español "vea la luz inmediatamente". Además, tiene previsto viajar a Bruselas para explicar personalmente la cuestión.

En la carta, los consejeros recuerdan que la industria productora de carbón española se encuentra en una "situación límite", debido a la "ausencia" de un marco jurídico y normativo "estable" que habilite el consumo de carbón autóctono para la generación eléctrica.

Por eso, subraya, la demora por parte del Colegio de Comisarios en el visto bueno o aprobación del real decreto planteado por el Estado español "tendría gravísimas consecuencias socioeconómicas e impactos particularmente catastróficos sobre la cohesión territorial, social y económica de las comarcas mineras".

En ellas, precisa la misiva, "el paro excede ya por término medio en diez puntos la media nacional y su población es de varios cientos de miles de habitantes". Actualmente, el sector del carbón genera en España 10.000 puestos de trabajo directos y 30.000 indirectos.

Valoración positiva

El secretario de Organización de la Federación de Industria de la Unión General de Trabajadores (UGT) de Aragón, Manuel Royo, ha realizado una valoración positiva de la Mesa de la Minería y ha recalcado que todas las medidas de presión y movilización que se están realizando en defensa del carbón "no sólo son por los mineros, sino por la pervivencia de las comarcas mineras".

El secretario general de Industria de Comisiones Obreras (CC.OO.) en Teruel, Antonio Herrero, ha comentado al respecto que el 70 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia de Teruel está vinculado al carbón, que genera mil puestos de trabajo directos en ese territorio y cuatro empleos indirectos por cada puesto de trabajo directo.

Según ha señalado, es preciso que las decisiones que tome la Unión Europea den "más tiempo para la reconversión del sector" y también contribuyan a la pervivencia del mismo más allá del 2018 ó 2020, favoreciendo las administraciones la investigación para que sea posible capturar el CO2 que se genera en esta actividad, ha destacado.

La Mesa de la Minería de Aragón está compuesta por el Ejecutivo autónomo, la Diputación Provincial de Teruel, la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa Aragonesa (CEPYME Aragón) y los sindicatos UGT y Comisiones Obreras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento