El Ayuntamiento de Soutomaior (Pontevedra) ha informado de que una nueva ordenanza regulará el comportamiento de los animales en la vía pública, incluyendo sanciones que irán desde los 50 hasta los 600 euros y que podrán incrementarse en caso de reincidencia.

Según explica en una nota de prensa, la iniciativa es el resultado de las opiniones recogidas entre los residentes "molestos por la dejadez de algunos propietarios de perros". De esta forma, la ordenanza pretende concienciar a las personas de que "mantengan limpias las calles" y respeten las normas de convivencia básicas.

La nueva ordenanza sobre tenencia de animales obliga a los propietarios de los perros peligrosos a conducirlos por la vía pública con correa y bozal y prohíbe que los animales domésticos realicen sus deposiciones sobre las aceras, zonas verdes, terrazas u otros elementos de la vía pública.

Así, el dueño del animal doméstico, o quien lo tenga a su cuidado, está obligado a recoger las deposiciones, siendo el responsable de la suciedad que éste produzca en la vía pública. De igual modo, serán sancionadas aquellas personas que laven los animales domésticos en la vía pública. PLAYAS

Por otro lado, quedará prohibido el acceso o permanencia de animales de compañía en lugares públicos como parques, alamedas, playas, jardines o piscinas "en los que su estadía resulta desaconsejable por razones higiénicas o sanitarias", o bien "por resultar su naturaleza y comportamiento incompatibles" con la actividad que se desarrolle en esos lugares.

Las infracciones serán calificadas como leves, graves o muy graves, y su importe oscilará entre los 50 y 600 euros, pudiendo incrementarse en un 25 por ciento en las personas que sean reincidentes.

Según ha concluido el regidor, Agustín Reguera, la ordenanza persigue hacer de Soutomaior una localidad "cívica, limpia, acogedora, respetuosa con los derechos de las personas y protectora del patrimonio".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.