El incendio que ha afectado a una amplia zona de pinar en Cala Benirràs, Ibiza, ha sido dado por "estabilizado" en la tarde de este martes, que es el paso previo a declararlo controlado, según ha informado a los medios de comunicación el presidente del Govern balear, Francesc Antich.

Tenemos los medios necesarios para que, si hubiese algún rebrote, poder controlarlo de inmediato Antich ha hecho estas declaraciones tras sobrevolar la zona del incendio, que se declaró el pasado domingo a las 17.30 horas por una negligencia ocurrida en una cueva próxima a la cala y no por la explosión de ningún vehículo como se apuntó inicialmente. "El término estabilizado es el paso previo a estar controlado y quiere decir que tal como tenemos la situación allí arriba, tenemos los medios necesarios para que, si hubiese algún rebrote, poder controlarlo de inmediato", ha detallado el presidente.

El presidente ha precisado la superficie del incendio al decir que, en una primera medición del perímetro, los técnicos han determinado que ha afectado a 349 hectáreas, aunque inicialmente se habían estimado unas 400. En opinión de Antich, 349 hectáreas "son muchas", sobre todo "en un espacio con tantos valores" naturales, por lo que el Govern emprenderá actuaciones para intentar recuperarlas cuanto antes y que el lugar vuelva a su estado natural.

Tendremos que tener los informes de las autoridades competentes Sobre el origen del incendio, que la Conselleria de Medio Ambiente y Movilidad ha achacado a una negligencia "causada por una o varias personas en una cueva cercana a Cala Benirràs", Antich ha pedido prudencia hasta que se conozcan los resultados de las investigaciones. "Tendremos que tener los informes de las autoridades competentes", ha afirmado. "Yo creo que tenemos que ser prudentes hasta que tengamos un informe definitivo".

Antich ha subrayado que "uno de los grandes éxitos es que no ha habido víctimas". Por su parte, el conseller insular de Movilidad y Medio Ambiente de Ibiza, Albert Prats, ha afirmado que "las viviendas han estado bien protegidas". El presidente ha señalado que todavía hay puntos que generan humo, que es donde están centrando sus esfuerzos los medios aéreos de extinción, pero ha insistido en que "la situación está muy bien", y se mantendrá la vigilancia. "Hemos de ser prudentes pero creo que en poco tiempo, si no cambian mucho las cosas, se podrá declarar controlado", ha afirmado.


Uno de los grandes éxitos es que no ha habido víctimas
El gerente del Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat), Guillem Rosselló, ha añadido que la declaración de estabilización del fuego supone "un avance importante" cualitativamente y significa que "no hay llamas en estos momentos". Ahora se están refrescando "las zonas donde los focos han sido más intensos" y posteriormente las brigadas entrarán en las áreas quemadas para "matar el fuego". Según el presidente, "adoptar la prudencia de declararlo estabilizado", y no controlado, permite "aguantar una serie de medios por si pasara algo e hicieran falta".

Antich ha reiterado su agradecimiento al esfuerzo realizado por todos los efectivos que han trabajado en la extinción y que han hecho posible "parar este incendio que se daba en una situación muy dura" por las dificultades orográficas y de espesura de la vegetación. "Cuando uno ve las pendientes que hay en aquella zona, la verdad es que hay que darles la enhorabuena", ha afirmado.