El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha prohibido un acto previsto para el jueves en Barcelona para homenajear a la colaboradora de ETA Laura Riera y las etarras Dolores López Resina, 'Lola', y Marina Bernardó, al entender que su celebración produciría "dolor" y un "escarnio" a las víctimas.

El magistrado considera que el homenaje pretende justificar "las acciones delictivas desarrolladas en nombre de ETA" De esta forma, el magistrado, que se encuentra de guardia esta semana, ha accedido a la petición de la fiscal Teresa Sandoval, que este mismo martes ha solicitado la prohibición del acto al considerar que la celebración del mismo pretende justificar "las acciones delictivas desarrolladas en nombre de ETA y el reconocimiento público de quienes las cometen".

Según el magistrado, la convocatoria del "brindis por las presas" previsto para las 22.00 h del próximo jueves durante la celebración de las fiestas alternativas del barrio barcelonés de Sants, tiene la misma finalidad que el que prohibió su compañero Pablo Ruz el viernes pasado, pues se trata de una "justificación" de las acciones de ETA y de quienes las perpetran.

Para Velasco, los actos denunciados están convocados dentro de un contexto festivo que pretende homenajear a los presos de ETA, "aprovechando la afluencia de público", sólo por el "mero hecho" de ser miembro de la banda terrorista "y sin más fin que aglutinar a los integrantes de ETA con sus afines en los objetivos que pretenden con el uso de la violencia al margen de cauces democráticos".

"Currículum criminal"

La celebración de estos actos, subraya el auto, "esconde simplemente homenajes a personas, con ocasión únicamente, de su currículum criminal". Por tanto, el juez acuerda su prohibición para "evitar el incremento del dolor y el escarnio" a las víctimas, que no sólo "ven como se ensalzan" los crímenes sufridos, sino que también observan "cómo se refuerza a sus autores como si hubieran realizado algo encomiable".

Para ello, indica Velasco, da traslado a la Consejería de Interior de la Generalitat, los Mossos d'Esquadra, la Policía nacional y Guardia Civil para que adopten las medidas necesarias que prevengan de "un posible enaltecimiento del terrorismo con escarnio a sus víctimas", y si se intenta celebrar, que identifiquen a los autores e impidan su celebración.

El Ministerio Fiscal ha pedido la prohibición basándose en un informe que los Mossos d'Esquadra han remitido a la Fiscalía en el que detallan que han tenido conocimiento de dicho homenaje "mediante carteles enganchados en diferentes puntos" de la Ciudad Condal y que será el "preámbulo a un concierto de tres grupos de música".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.