La Policía italiana ha detenido en una playa de la localidad calabresa de Tropea, en el suroeste de Italia, a Salvatore Facchineri, considerado jefe del clan Facchineri de la mafia de la Ndrangheta, mientras disfrutaba de un día de mar junto a su familia.

El capo detenido es hijo y hermano de históricos cabecillas mafiosos

Según informaron este martes fuentes policiales, la detención se produjo el lunes por la tarde mientras el mafioso, de 36 años, se daba un baño en el mar, momento que dos agentes camuflados de bañistas aprovecharon para acercarse e inmovilizarle. De hecho, el arresto de Facchineri, huido de la Justicia desde el pasado 25 de febrero, se pudo efectuar después de que varios agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad italianos llevaran una semana camuflados entre los turistas de esa costa del sur del país.

Facchineri, quien en el momento de la detención disfrutaba de un día de playa junto a su mujer y sus dos hijos pequeños, había sido condenado a 10 años y 8 meses de prisión por un delito de esclavitud cometido sobre dos ciudadanos rumanos a los que había recluido en una caseta y a quienes había obligado a trabajar sin retribución. El considerado jefe del clan Facchineri, quien es hijo y hermano de históricos "capos" mafiosos de la misma familia de la Ndrangheta, había sido condenado además a 6 años y medio de cárcel por dos intentos de extorsión agravada por el método mafioso.

En un comunicado de prensa, el ministro del Interior, Roberto Maroni, se felicita por la detención, hecho que define como un "buen golpe asestado a la Ndrangheta".