El Gobierno endurece aún más la normativa contra el tabaco
Reuters Reuters

'(El tabaquismo) es la primera causa de enfermedad evitable, la primera de invalidez y muerte prematura', dijo la vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo.

En nuestro país provoca la muerte de más de 50.000 personas al año. 'Por cada cien muertes por cáncer de pulmón, el tabaco está detrás en 85', añadió la portavoz para justificar el endurecimiento de la legislación.

La ley afectará por un lado a los lugares donde se podrá fumar y comprar tabaco y, por otro, a la publicidad.

En líneas generales, los espacios para fumar se limitarán aún más y sólo se podrá adquirir tabaco en los estancos y máquinas autorizadas, prohibiéndose su venta a los menores de 18 años.

Además, se reducirá la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco a través de cualquier medio.

'La promoción del tabaco tiene un efecto especialmente grave en el ámbito infantil y juvenil, ya que la mayoría de los fumadores empiezan a hacerlo en edades tempranas', dijo Fernández de la Vega.

Finalmente, para que las medidas se cumplan, la ley establece un sistema de sanciones que pueden alcanzar el millón de euros si la infracción es muy grave.

La nueva legislación vendrá a sustituir a la normativa actual - que prohíbe fumar en los espacios públicos cerrados -, que es una de las más permisivas de la Unión Europea.

Italia ha sido el último país europeo en adherirse a la campaña contra el tabaco, prohibiendo fumar en todos los espacios públicos cerrados. Irlanda fue el primer país europeo en prohibir fumar en bares y restaurantes, medida que secundó poco después Noruega, mientras que el Reino Unido estudia también su aplicación.

/Por Itziar Reinlein/