El servicio de agua y alcantarillado de la capital turolense se seguirá prestando con normalidad aunque la empresa Aqualia haya presentado un recurso contra el acuerdo de Pleno por el que el Ayuntamiento de Teruel adjudicó este servicio a la UTE formada por Aguas de Valencia y Aragonesa de Servicios Públicos. De momento, Sastesa —la anterior adjudicataria— seguirá ofreciendo dichos servicios.

La empresa Aqualia ha presentado un recurso por el que considera nulo el acuerdo plenario, de forma que hasta que el mismo Pleno no resuelva este asunto, no podrá adjudicarse definitivamente a la UTE formada por Aguas de Valencia y Aragonesa de Servicios Públicos. El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, ha explicado que "hemos remitido al abogado municipal el recurso para que lo estudie".

El primer edil ha asegurado que hasta que se resuelva el recurso y la adjudicación sea definitiva la anterior adjudicataria, Sastesa, "sigue ofreciendo el servicio, como lo ha venido haciendo hasta ahora". Además, Ferrer ha recordado que cuando se resuelva el recurso "estimándolo o no", se adjudicará definitivamente a la nueva empresa que "se encargará de este servicio".

Ferrer ha afirmado que este pequeño revés no va a retrasar demasiado la adjudicación definitiva, "serán días contados". Según ha dicho, "son recursos muy rápidos". En este sentido, ha explicado que "ahora hay que comunicárselo a todas las empresas que concurrieron al concurso y hay un plazo de 5 días para que todas puedan decir lo que consideren oportuno". A partir de ahí, "se resuelve el concurso".

Para acabar, el alcalde ha asegurado que "en estas cuestiones de contratación siempre puede haber alguna empresa que reclame, está dentro de su derecho". Aún así está seguro de que el Ayuntamiento de Teruel fue "muy riguroso, se estudió bien, se tomó tiempo para decidir y están todos los informes que tienen que estar".

Consulta aquí más noticias de Teruel.