Agentes de la Guardia Civil de Valencia han detenido a un hombre cuando asaltaba, armado con una espada, una cafetería en un área de servicio situada en la autovía A-7. El arresto se produjo por agentes de paisano que habían montado un dispositivo con motivo de los últimos atracos cometidos en la zona. El asaltante amenazaba con una espada a los empleados para que le dieran el dinero.

Según han informado fuentes de la Comandancia en un comunicado, desde hace unos días se venían produciendo unos robos con violencia e intimidación por parte de un varón armado con una espada, que accedía a las cafeterías de las áreas de servicio de la A-7, a su paso por el término municipal de Masalavés, y amenazaba a los empleados para sustraer el dinero.

Por este motivo, la Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio integrado por agentes de paisano, en coordinación con personal uniformado, para detener a esta persona.

Así, sobre las 2.40 horas del pasado día 17 de agosto, un varón armado con una espada accedió al establecimiento del área de servicio de la A-7, en el término de Masalavés, y amenazó a las personas que allí había exigiéndoles el dinero que llevaban.

Esta actuación fue detectada por los agentes de paisano que había en el interior del local, que activaron el dispositivo y procedieron a la reducción y detención de esta persona, con el apoyo de los componentes uniformados que estaban esperando en el exterior sin que en ningún momento se produjese ningún incidente ni riesgo para ninguno de los presentes.

El detenido es un varón de 37 años, y se le considera supuesto autor de un total de cinco delitos de robo con violencia e intimidación.

Asimismo, dentro de los servicios establecidos en la A-7 por la Guardia Civil de Valencia para evitar los hurtos en las áreas de servicio, sobre las 17.00 horas del pasado día 15 de agosto, la Guardia Civil detuvo en Almussafes a tres individuos, de 30 y 36 años y un menor de 17 años, como supuestos autores de diversos delitos de hurto al descuido.

En el momento de la detención se les intervinieron 3.200 euros y un teléfono Iphone. Las investigaciones continúan abiertas para lograr el total esclarecimiento de los hechos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.