El encierro del Toro del Aguardiente de San Roque (Cádiz) se celebró a primera hora de la mañana y se desarolló con "normalidad", y ausencia de incidentes graves. "Tan sólo una joven se mantiene en observación" por el fuerte golpe que recibió de 'Empaquetado', así se llamaba el astado de Marcos Núñez, a la entrada de la plaza.

Según un comunicado del Ayuntamiento sanroqueño el encierro, que pone el punto y final a la Feria Real de 2010, comenzó a las 07,00 horas con el tradicional chupinazo que se llevó a cabo en la barriada de La Paz, desde donde el toro salió acompañado de numerosos mozos que junto a los representantes de la peña 'Toro del Aguardiente', guiaron al animal hasta la plaza de toros tirado por una cuerda, a la que accedió por la puerta de caballos.

En el ruedo, y tras realizar diversas carreras que se saldaron con algunos golpes, el toro fue encerrado en los corrales de la plaza, aunque los mozos aún pudieron disfrutar un rato más con las dos vaquillas que la organización de la fiesta soltó en el albero sanroqueño.

Con este tradicional acto se pone punto y final a la Feria Real de San Roque 2010 que se ha desarrollado con normalidad.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.