La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha cargado contra los "cobardes" del PP que acusaron de "imprudentes, temerarios, irresponsables, incluso de pirómanos" a los técnicos que participaron en la extinción del incendio de Guadalajara y ha criticado que, tras el auto de la Audiencia Provincial de Guadalajara que exculpa a los políticos y técnicos de la Junta, los 'populares' hayan sido "incapaces de dar la cara y reconocer públicamente que se equivocaron".

La secretaria de Organización del PSOE ha manifestado que no encuentra disculpa para el partido político que los "acosó, persiguió y denunció", y ha añadido que quiere pensar que "existe la decencia política pese a esos que, escondidos como cobardes, son incapaces de dar la cara y reconocer públicamente que se equivocaron".

Pajín, en su blog personal en un artículo titulado 'Las otras víctimas', recogido por Europa Press, ha señalado que además de los once trabajadores que fallecieron, "hay otras víctimas", que son los compañeros que sobrevivieron, "esos que sin tener tiempo para llorar la pérdida sufrida siguieron trabajando hasta conseguir acabar con el fuego maldito que arrasó con los campos y se llevó para siempre a 11 de los suyos".

"Once personas, muchas de ellas jóvenes que, cumpliendo con su obligación, tuvieron el peor de los finales", ha afirmado. Leire Pajín ha destacado que siete de los técnicos llegaron a ser imputados por homicidio imprudente, pero "su absoluta exculpación por parte de la Audiencia de Guadalajara no ha ocupado las mismas portadas que su supuesta culpabilidad".

"Estamos viviendo unos días que hacen que los recordemos. Nuevos incendios en estos días de calor, muchos de ellos ocasionados por imprudencias humanas, y son días para pensar en las familias de las víctimas y trasladarles, una vez más, todo nuestro cariño y comprensión por el dolor que siguen sufriendo por la pérdida de sus seres queridos", ha subrayado la secretaria de Organización del PSOE.

Pajín ha apuntado que después de cinco años y, libres de toda sospecha, los técnicos "siguen sin querer hablar", ya que "los que pudieron siguen entregados a su tarea con el mismo nivel de compromiso que tuvieron previo al accidente pero también sé que algunos tuvieron que modificar su vida, cambiando de ciudad y de entorno por la presión a la que se vieron sometidos".

Consulta aquí más noticias de Toledo.