El grupo municipal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Huesca acusa al equipo de gobierno PSOE-PAR de "retroceder décadas" al imponer recortes en el apoyo al deporte de base.

En concreto, el PP critica que las ayudas destinadas a los clubes de base han bajado de 58.000 euros a 38.000. La decisión, que fue adoptada con el voto en contra del grupo popular, puede dejar a varias asociaciones y colectivos "al borde de la desaparición", según el concejal del PP Jorge Escario. Además, "suponen un retroceso de décadas en los criterios municipales para apoyar al deporte de base en Huesca", ha incidido el concejal.

El PP señala que no es el único apartado que sufre recortes "drásticos" al añadir que el programa de deporte en fiestas pasa de 45.000 a 22.500 euros, un 50 por ciento menos, que repercutirá en los mismos clubes y colectivos afectados por el recorte en las ayudas.

Además de estas medidas, que en palabras de Escario "suponen un mazazo sin precedentes al deporte de base en Huesca", añaden un nuevo dato que contribuye a "empeorar la situación" porque finalmente, no se construirá el campo fútbol de hierba artificial en San Jorge.

En principio, las obras estaba previsto ejecutarlas con los remanentes de la reforma de las cubiertas del pabellón del Parque, que ascendía a 286.000 euros, a los que se sumaba una subvención de 100.000 euros del Consejo Superior de Deportes.

Ese criterio había quedado establecido por acuerdo de todas las partes implicadas. Ahora, el Gobierno de Aragón, "unilateralmente ha decidido romper ese compromiso, lo que, en la práctica, hará imposible la construcción del nuevo campo", ha estimado Escario.

Presupuestos alternativos

El concejal popular Escario recuerda que, en su día, el grupo municipal del PP presentó unos presupuestos alternativos en los que ninguna partida relacionada con el deporte de base sufría recortes. Aunque sí sugería recortes en materia de seguridad unipersonal y protocolo de Alcaldía, por ejemplo, que se han asumido meses después.

Para Escario, "las decisiones de Domingo Malo y Luis Felipe demuestran que había soluciones, y que no se adoptaron en su momento por sumisión".

Así ha relatado que el caso del deporte base "afecta directamente a la calidad de vida de los oscenses y, lamentablemente, evidencia las limitaciones de su gobierno local para defenderla. Felipe tendría que aprender, de una vez por todas, que su jefe no es Marcelino Iglesias, sino todos y cada uno de los vecinos de Huesca".

Consulta aquí más noticias de Huesca.