Caixanova ha obtenido, en los primeros seis meses del año, un resultado antes de impuestos a nivel individual de 41,2 millones de euros y, tras consolidar las entidades que integran el grupo, el resultado consolidado del ejercicio alcanza los 58,8 millones de euros. Esto supone un 23,6 por ciento menos que en el mismo período del año anterior, "debido fundamentalmente a la reducción de ingresos provenientes por operaciones financieras y a pesar de la mejora de los márgenes sustentados en el negocio tradicional de la entidad matriz".

Así lo ha afirmado la entidad este lunes en un comunicado, en el que informa de que ha conseguido mejorar, en los primeros seis meses del año, los márgenes sustentados por el negocio tradicional gracias a la "buena gestión comercial". El margen de intereses incrementó un 3,3 por ciento y el financiero un 3,5 por ciento.

Por su parte, los ingresos por operaciones financieras se han reducido un 75,4 por ciento en 2010, teniendo en cuenta que en 2009 se vieron incrementados por grandes ventas de participaciones empresariales. Así, el margen bruto está en 326,4 millones de euros, lo que supone un 30,2 por ciento menos que en el mismo periodo de 2009.

Además, en el primer semestre, Caixanova ha detraído de su resultado un total de 128,3 millones de euros para dedicarlo a dotaciones que puedan servir para afrontar posibles contingencias futuras. Esto va "en línea con la política mantenida por la entidad en los dos últimos años y que le ha llevado a constituir unos fondos por valor de 734,6 millones de euros, de los cuales 97,3 son de carácter genérico y voluntario", explica la entidad. MOROSIDAD

De igual modo, señala que esta "política preventiva" le ha permitido incrementar en 13,32 puntos el índice de cobertura de la morosidad, hasta situarlo en junio en el 75,02 por ciento, mientras que la tasa de morosidad lleva siete meses estable, por debajo del 5 por ciento. Concretamente, en junio se situó en el 4,98 por ciento, sólo 32 puntos básicos más que 12 meses antes; mientras que la media de la ratio de las cajas de ahorros de su tamaño ascendió al 6,42 por ciento, según datos de la CECA.

Por otra parte, de la cuenta de resultados del primer semestre también se desprende la disminución de los gastos de administración en un 5,6 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, y una mejora de 3 puntos en su eficiencia recurrente —que no incluye los ingresos extraordinarios—, hasta situarla en el 57,3 por ciento.

Volumen de negocio

El volumen de negocio de Caixanova, al término del mes de junio y sin contabilizar la actividad del Banco Gallego —que consolida dentro del grupo—, asciende a 43.801 millones de euros. En cuanto a recursos de clientes, en los últimos 12 meses se experimenta un crecimiento de un 3,3 por ciento, al igual que también crece un 1,9 por ciento la inversión crediticia —ambas magnitudes experimentan variaciones negativas en el conjunto de las cajas de ahorros—.

Según informa la caja gallega, los activos totales ascienden a 27.370 millones de euros y han experimentado un crecimiento interanual del 6,2 por ciento. La entidad también ha destacado el aumento de los préstamos hipotecarios y personales, que crecieron un 3,3 por ciento en conjunto, y del ahorro a la vista del sector privado, que subió un 19,5 por ciento.

Caixanova afirma que continúa manteniendo una "buena posición" de liquidez estructural, con activos líquidos por valor de 5.107 millones de euros, suficiente para cubrir los vencimientos netos de deuda mayorista para los próximos cinco años. Además, destaca que los depósitos de clientes "superan holgadamente" la inversión crediticia total de la entidad, ya que la primera representa un 123,4 por ciento sobre la segunda.

En cuanto al nivel de solvencia, Caixanova cuenta con 2.760 millones de euros de recursos propios computables, que implican un Tier 1 del 8,3 por ciento a nivel de grupo consolidado.

Finalmente, sobre la obra social de la entidad, en la primera mitad del año se realizaron 3.603 actividades en las que participaron unos 2 millones de beneficiarios. El área de la promoción empresarial, el apoyo a los sectores productivos y el fomento del empleo representa el 60 por ciento del gasto total en obra social de todo el ejercicio —más de 21 millones de euros—, frente al 34 por ciento del área cultural.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.