El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de la localidad burgalesa de Aranda de Duero se integrará a partir de ahora por seis concejales después de que el portavoz del mismo, Ángel Guerra apartara a tres de los representantes de este grupo.

Los concejales Alfonso Sanz, Francisco Javier Martín Hontoria y Teodoro Martín, que durante todo el mandato han mantenido una posición crítica respecto a la gestión del portavoz y también presidente comarcal, fueron apartados del mismo por decisión del propio Guerra.

El portavoz del Partido Popular decidía hace dos meses incoar un expediente de expulsión del partido a Alfonso Sanz por la presunta comisión de faltas graves y muy graves al realizar unas declaraciones públicas, expediente que fue ratificado por el Comité Provincial, pero hasta el momento no existe posicionamiento por parte del Comité de Derechos y Garantías.

A partir de ahí, el objetivo de Guerra fue la creación de un nuevo Grupo Municipal, excluyendo a Sanz, para lo cual eran necesarias las firmas de los ocho componentes de la nueva formación municipal. Según la documentación registrada en el Ayuntamiento "los concejales Teodoro Martín y Francisco Javier Martín Hontoria no acceden a firmar y por lo tanto quedan excluidos".

De esta manera, a partir de hoy el Grupo Municipal Popular tiene seis miembros, pierde un representante en la comisiones informativas pasando de tres a dos, mientras que los tres concejales apartados están a la espera de cómo queda su situación, algo que se determinará a través de un informe del Secretario General del Ayuntamiento.

Por su parte, el Comité Provincial del PP en Burgos, a través de un comunicado, "respalda al nuevo grupo municipal del Ayuntamiento y las decisiones tomadas por la dirección comarcal", algo que insisten "pone punto y final a las disensiones ya conocidas de los últimos meses".

En este sentido, afirman que los dos concejales mostraron "su negativa voluntaria" a seguir perteneciendo al partido y se les "inicia la incoación de los oportunos expedientes a tenor de lo dispuesto en los estatutos.

Por su parte los dos concejales, a través de una nota de prensa, niegan cualquier "atisbo, intención o duda de apartarnos voluntariamente de dicho grupo", mostrando su "deseo y voluntad de seguir perteneciendo al grupo tal y como manifestamos al integrar la candidatura y en la toma de posesión".

Martín y Martín Hontoria mantuvieron que en ningún momento se negaron a la firma, sino que pidieron aclaraciones al respecto sobre el procedimiento, algo que se transmitió también a través de fax el pasado jueves a la directiva provincial.

Consulta aquí más noticias de Burgos.