El consejero de Agricultura y Medio Ambiente, José Luis Martínez Guijarro, ha presentado los datos de exportación del sector del vino en Castilla-La Mancha, que indican que el valor acumulado por estas ventas a mayo de 2010 es de 138 millones de euros, lo que supone un 17,8 por ciento respecto a mayo de 2009.

Estos datos, conocidos a través del Instituto de Comercio Exterior y evaluados por el Observatorio del Vino para Castilla-La Mancha, también muestran un aumento en la cifra de litros exportados con un incremento del 33,67 por ciento, ha señalado el consejero en rueda de prensa, contexto en el que ha asegurado que los datos ponen de manifiesto que "los planes de promoción que se están llevando a cabo en el sector, tanto por la Fundación Tierra de Viñedos como en las bodegas, están dando sus resultados".

De esta forma, ha informado de los datos de exportación en los cuatro países en los que mayores esfuerzos se ha realizado en materia de promoción. Así, los datos en China reflejan un incremento del 222 por ciento en valor y un 321 por ciento en volumen de litros con respecto al año pasado.

En Estados Unidos, en valor las exportaciones han crecido un 67 por ciento y en volumen un 109 por ciento. Asimismo, las exportaciones a Japón aumentan un 45 por ciento en valor y un 100 por cien en el volumen de litros. Por último, en Rusia, el incremento es de un 28 por ciento en valor y un 73 por ciento en volumen respecto a 2009.

El responsable regional de Agricultura ha señalado que el incremento de las exportaciones tiene su origen en las dos convocatorias de promoción puestas en marchas por las que se han llevado a cabo 330 programas de promoción con una subvención de algo más de 20 millones de euros, lo que significa una inversión de casi 40 millones de euros.

Además, el consejero de Agricultura y Medio Ambiente ha destacado que el esfuerzo en la promoción va dirigido especialmente a los vinos embotellados, sector en el que se han aumentado las exportaciones en más de un 71 por ciento en valor con respecto al año anterior y un 104 por ciento en volumen.

Por otro lado, Martínez ha anunciado la decisión de la Comisión Europea de autorizar la ampliación de los plazos de promoción de los vinos en un mismo país de 3 a 5 años, una decisión que tiene consecuencias "positivas" para el sector del vino en Castilla-La Mancha porque va a permitir "seguir haciendo incidencia en los mercados donde creemos que el consumo de vino va a crecer durante los próximos años y consolidar el incremento de las exportaciones en estos países que eran prioritarios para la región".

Tres declaraciones de cosecha

Asimismo, el titular de Agricultura y Medio Ambiente ha explicado la nueva orden de la Consejería que regula las declaraciones de existencias que tienen que efectuar las bodegas en Castilla-La Mancha con el doble objetivo de conocer de forma más actualizada la situación del mercado del vino en la región y para efectuar una mejor planificación de la elaboración de productos.

Martínez ha indicado que, de esta forma, se "dará al sector una información más transparente y actualizada de la que tenemos en estos momentos con la ventaja de que toda la presentación de la documentación se puede hacer vía telemática a través de Internet sin la necesidad de acudir a ninguna oficina de la Administración regional".

Según ha explicado, hasta ahora solamente se tenía que presentar una declaración de cosecha que fijaba las existencias a 31 de julio. Con la nueva orden, a partir de la próxima campaña, a esa declaración de existencias se le sumarán otras dos declaraciones, una a 31 de diciembre y otra a 31 de marzo. 174

Millones de euros

Igualmente, Martínez Guijarro ha detallado los pagos que se han efectuado a los agricultores correspondientes a la OCM del vino, de los que ha destacado que Castilla-La Mancha es la primera comunidad autónoma en hacerlos efectivos y también la primera en el volumen de pagos.

Tal y como ha informado, se han abonado 174 millones de euros a más de 49.000 beneficiarios en la región. De estos 174, casi 70 millones de euros se han destinado a 45.000 agricultores para la ayuda en la destilación de alcohol de uso de boca. Además, otros 70 millones se han destinado a 3.253 agricultores a través del programa de arranque de viñedo.

Asimismo, Martínez ha explicado que se han pagado 24 millones de euros en la línea de reestructuración de viñedo, con la aprobación de 64 planes de reestructuración que benefician a más de 6.000 agricultores e incluye a más de 26.000 hectáreas. Por último, se han abonado 10,5 millones de euros a 10 empresas en la línea de destilación de subproductos.

Con respecto a los planes de reestructuración, el consejero ha respondido a las criticas realizadas por la portavoz de Agricultura del PP, María Luisa Soriano, asunto sobre el que ha indicado que se recibieron peticiones de 11.000 agricultores por 70.000 hectáreas y que lo que se ha hecho es "dar prioridad a aquellos planes que estaban relacionados con programas de comercialización".

Con las otras 45.000 hectáreas que no se han podido beneficiar de la ayuda, ha explicado que "podemos autorizar su reestructuración, pero no podemos garantizar las ayudas que prevé la OCM del vino para la reestructuración del viñedo, puesto que los presupuestos que se prevén que tendremos pueden llegar a esas 26.000 hectáreas".

"No queremos confundir a los agricultores y les diremos de manera clara que pueden proceder a la reestructuración pero que por las disponibilidades presupuestarias que vamos a tener durante los próximos años no les garantizamos que puedan tener derecho a la ayuda", ha declarado Martínez.

Para la Consejería, ha dicho, "lo más cómodo hubiera sido responder a las 70.000 hectáreas de manera afirmativa, pero no creemos que sea lo más coherente".

La uva como cultivo energético

Finalmente, el consejero de Agricultura y Medio Ambiente se ha pronunciado a preguntas de los medios sobre la posibilidad de modificar la normativa para la consideración de la uva como cultivo energético.

En este sentido, Martínez ha indicado que, dentro del Plan Estratégico del Vino, uno de los planteamientos es la diversificación de la producción a partir de la uva, por lo que se entiende que "una de las posibilidades que tenemos es elaborar bioetanol a partir de alcohol".

"Lo que queremos conseguir mediante los cambios pertinentes en la normativa en materia de energía es que el viñedo pueda obtener la consideración de cultivo energético, de tal manera que las primas que se obtienen por la generación eléctrica a partir del propio bioetanol puedan ser más interesantes desde el punto de vista de garantizar la rentabilidad", ha precisado.

Asimismo, ha recordado que en estos momentos ya se elabora bioetanol a partir de alcohol cuando se retiran subproductos de las bodegas para ser transformados en alcohol de uso industrial, que en su inmensa mayoría se destina al bioetanol.

Consulta aquí más noticias de Toledo.