El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento regional, José Molina, ha dicho este lunes, en referencia al auto de la Audiencia Provincial de Guadalajara que exculpa a políticos y técnicos por el incendio ocurrido en el verano de 2005 en Riba de Saelices, que las personas que estaban al cargo "tomaron decisiones desde la experiencia y el conocimiento".

En rueda de prensa, ha señalado que el auto ha clarifica varias cosas, entre ellas que los 11 fallecidos en el incendio "fueron fruto de un lamentable accidente y que las personas que estaban al cargo tomaron decisiones desde la experiencia y el conocimiento". "Uno puede cometer un error pero no un delito", ha agregado.

Según ha dicho, "el incendio fue provocado por unas personas que hicieron una barbacoa pese a que se les avisó expresamente de que no se podía". "Además, se ha demostrado que el incendio tuvo una magnitud colosal y en muy poco tiempo tomo dimensiones incontrolables".

"Estamos convencidos que los hechos se han venido a imponer en un asunto que ha generado mucho ruido y ha sido muy doloroso, no sólo para las familias de las víctimas, sino para los trabajadores de extinción de incendios implicados", ha apuntado Molina, para quien se puede concluir que "el auto de la Audiencia provincial y el informe de la Comisión de las Cortes vienen a coincidir".

A su juicio, "se puede ser duro pero no es de recibo usar el dolor de las víctimas y la tragedia del incendio para intentar sacar ventaja política como ha hecho el PP". "Hay gente del PP de Guadalajara y de la región que sin utilizar el incendio hoy no serían nada. Lo han usado durante cinco años para su propio interés", ha asegurado.