El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha destacado que una inversión de más de 50 millones de euros, como la anunciada por la Fundación Marcelino Botín para la construcción de un centro cívico y cultural en la bahía, "sucede una vez en la vida".

Por eso, ha agradecido al presidente de la Fundación, Emilio Botín, la construcción de este equipamiento, que supondrá "un paso hacia el futuro" y "nos deja en una posición absolutamente ventajosa en la mejora de la competitividad".

A preguntas de la prensa tras inaugurar un curso en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, De la Serna ha considerado "impensable haber recibido una noticia de estas características". "No hay ninguna ciudad ahora mismo en Europa en la que haya una inversión anunciada por un particular de más de 50 millones para un equipamiento cultural; eso sucede una vez en la vida y a nosotros nos ha tocado vivirlo", ha destacado.

Además, para el alcalde, la Fundación ha escogido a uno de los tres mejores arquitectos del mundo, Renzo Piano, un hombre "con un prestigio y profesionalidad fuera de toda duda", que está trabajando en el proyecto.

En este sentido, el regidor ha garantizado que, como ya ha dicho la Fundación Botín, la integración del equipamiento con el entorno "va a ser absoluta", y que, "lejos de suponer cualquier tapón a nada" conllevará "una apertura, una permeabilidad absoluta con la bahía", de forma que se consiga "en un espacio de referencia, un elemento fundamental de empuje para la ciudad".

Al respecto, el alcalde ha insistido en la "perfecta integración en el entorno" del centro cultural, "que acercará todavía más" la bahía a los ciudadanos.

Un proyecto que, según ha explicado, conocían desde hace meses el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria de Santander, quienes, en el grupo de trabajo para la integración del frente marítimo, han venido analizando "cómo debería integrarse".

Igualmente, el alcalde ha avanzado que "se va a articular todo" para que, "de la mano, todos juntos" se cumpla el plazo marcado para su inauguración, en el año 2015, y no haya "ningún problema".

El alcalde ha insistido en su felicidad y ha dado reiteradamente las gracias a Emilio Botín "por lo que va a hacer por Santander". "Era impensable, en estos momentos de mayor dificultad económica, que una persona, una Fundación como la Marcelino Botín, decida hacer una inversión multimillonaria, enorme, gigantesca, de más de 50 millones de euros, apostando por una ciudad y generando un equipamiento que va a servir de referencia a nivel internacional", ha destacado.

Por ello, ha asegurado que Santander no podía haber recibido "mejor noticia que ésta", enmarcada en la candidatura de la ciudad como Capital Europea de la Cultura 2016.

Al respecto, ha resaltado que este proyecto, que se presentará mañana, ha recorrido un "enorme" y "muy fructífero" camino, que ha conseguido transformar la actividad cultural en Santander y captar una inversión de estas características.

"Estamos felices, muy agradecidos porque hemos conseguido lo que en su momento consiguió Bilbao con el Guggenheim. Ahora ya está aquí, es una realidad, y vamos a ser capaces de que ese equipamiento genere sinergias suficientes como para que sirva de efecto arrastre de otros desarrollos en el entorno", ha concluido el alcalde.

Referente más allá de nuestras fronteras

También se ha pronunciado en líneas similares el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quien ha subrayado que se trata de un proyecto "muy ilusionante" y "estratégico" que dotará a la ciudad de una "gran infraestructura" que va ser "referente" más allá de las fronteras de la ciudad, de la Comunidad Autónoma y espera que también del país.

Según ha explicado, van a trabajar en el proyecto para que sea una realidad "lo antes posible" y para que "se incorpore de lleno" a la candidatura de Santander a Capital Europea de la Cultura en el año 2016.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.