Cinco niños murieron este lunes y otro resultó herido después de que un suicida detonara la carga explosiva que llevaba al paso de una comitiva oficial, en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán, informó una fuente oficial.

El atentado tuvo lugar en el distrito kandahari de Dand y el objetivo del suicida era el jefe de esa demarcación, Ahmadullah Nazik, informó en un comunicado la oficina del gobernador de Kandahar. En el ataque murieron cinco niños que estaban en la zona y otro resultó herido..

Un total de 1.074 civiles afganos murieron en el primer semestre de este año víctimas de la guerra, un aumento del 1,3 por ciento respecto al mismo período del año anterior, según datos de la organización independiente Afghanistan Rights Monitor.