Las cuatro familias de Badajoz que llevan acampadas una semana frente la residencia oficial del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, en Mérida, para reclamar una vivienda de promoción pública, iniciarán este lunes una huelga de hambre.

La huelga de hambre la mantendrán "por tiempo indefinido" y únicamente tomarán agua con limón, según ha asegurado en nota de prensa el presidente de la Asociación para la Recuperación de Suerte de Saavedra, Antonio Chacón.

Según ha explicado, la huelga de hambre comenzará a las 8,00 horas, y al inicio "se pesará a cada uno de ellos, para así poder intentar controlar su estado de salud".

Se trata de cuatro parejas de Badajoz, todas ellas con hijos de corta edad. De ellas, tres familias "están a las puertas de ser desahuciados en breve por no poder pagar el alquiler, ya que carecen de medios económicos al estar en paro", y la cuarta familia vive "apilada" en un piso de 70 metros compartido por 11 personas, en el que subsisten con tan solo 427 euros del paro de uno de ellos.

En ese sentido, Antonio Chacón ha recordado que Fernández Vara aseguró hace unos días que "ningún extremeño se quedará sin casa" y ha destacado la "urgente necesidad" que de estas familias tienen de una vivienda. "Es triste que familias extremeñas que están ya desahuciadas de sus domicilios por no poder pagar el alquiler, tengan toda la documentación presentada, reconocida su urgente necesidad de una VPP, tengan que llegar a estos extremos", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.