Los chiringuitos de las costas onubenses han percibido en el pasado mes de julio una "psicosis" en los clientes debido a la actual crisis, "lo que conlleva una paralización del consumo que alimenta, a su vez, la complicada situación económica".

Según informó a Europa Press el presidente de la Asociación Provincial de Chiringuitos de Huelva, Juan Díaz, "es un círculo vicioso que hace que la gente no gaste por miedo o por vicio, a pesar de que muchas familias mantengan el mismo nivel de vida que otros años".

No obstante, indicó que el "fabuloso" clima de estas últimas semanas ha dado un "empujón" al sector, manteniendo un consumo "semejante" al de 2009 en el mes de julio y teniendo "buenas previsiones" para el mes culmen de agosto.

En este sentido, Díaz destacó que durante los meses de verano, los habitantes de las poblaciones costeras "pierden calidad de vida a causa de la saturación", pero destacó que "jamás" hay que "mirar mal a los visitantes", ya que son quienes "alimentan el consumo y contribuyen a salir de la crisis".

"Deberíamos prestar más atención al turismo y a los turistas, sobre todo a los madrileños, que son los que más gastan y más valoran nuestras costas", apuntó.

Del mismo modo, hizo un llamamiento a las administraciones para que "apuesten por las costas y Huelva tenga el crecimiento turístico que se merece", a la vez que recordó que en septiembre las playas deberían seguir con las labores de rehabilitación porque "tan sólo se encuentran maquilladas" y ahora, con la actual afluencia de visitantes, "no se pueden terminar de arreglar".

Por último, invitó a todos a disfrutar de las costas onubenses. "Hay que mentalizarse y ser conscientes, pero también hay que gastar y disfrutar", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Huelva.