A los arrestados se les imputa un delito por omisión del deber de socorro y, si el accidentado, que se encuentra en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos del Complejo Hospitalario de Navarra, falleciese, se les podría imputar otro delito de homicidio por imprudencia grave, según ha informado el Gobierno de Navarra en una nota.

En cuanto a la omisión del deber de socorro, los detenidos se hallaban cerca del lugar del accidente cuando éste ocurrió y fueron advertidos por varios testigos.

Las investigaciones policiales llevadas a cabo conjuntamente por la Policía Judicial de la Policía Foral de la comisaría de Tudela y un equipo de atestados de la División de Tráfico del mismo cuerpo apuntan a que varios jóvenes que se encontraban en la localidad ribera (que iniciaba sus fiestas patronales) tumbaron presuntamente dos señales de tráfico en la calle en la que ocurrió el suceso.

Una de esas señales cayó sobre la calzada, ocupando parte de ella y, posteriormente, el joven de 17 años, vecino de Arguedas, colisionó con el obstáculo que se encontraba en la calzada e impactó contra la acera, sufriendo un traumatismo craneoencefálico severo.

Los presuntos autores del delito de homicidio por imprudencia se encuentran en la comisaría de Tudela de la Policía Foral a la espera de ser puestos a disposición judicial.

La Agencia Navarra de Emergencias, tras ser alertada del suceso, movilizó una ambulancia medicalizada de la zona de Tudela y un médico de guardia y ATS de Valtierra. Las asistencias sanitarias atendieron al accidentado en el lugar del suceso y decidieron su traslado al centro hospitalario de Pamplona debido a su gravedad. Patrullas de la Policía Foral, por su parte, regularon la circulación en el lugar del accidente.

Consulta aquí más noticias de Navarra.