El portavoz del PSdeG en el Ayuntamiento de Vigo, Carlos López Font, ha insistido este miércoles en que no hay un acuerdo del gobierno municipal para ubicar el albergue de 'sin techo' en el barrio de Ribadavia —al contrario de lo que sostienen sus socios nacionalistas— y ha recordado que cualquier destino está condicionado a que haya acuerdo "social y político".

En declaraciones a los medios, el edil socialista ha señalado que la posible construcción de este centro en ese barrio queda invalidada después de que el PP manifestase su oposición y por la "opinión contraria" de los vecinos de la zona, al tiempo que ha instado al teniente de alcalde, Santiago Domínguez (BNG), a que presente un "proyecto viable técnicamente y que cumpla las condiciones sociales que tiene que cumplir un albergue".

Según López Font podría haber "alguien detrás" haciendo "presión" para que el albergue no se instale en la antigua Escuela de Hostelería, en el Casco Vello, una ubicación que su grupo considera "correcta", al tiempo que ha insistido en que el planteamiento del barrio de Ribadavia fue tomado por el alcalde como una "propuesta", ya que "los acuerdos vinculantes sólo son los que se adoptan en Junta de Gobierno".

A pesar de la polémica generada en torno a este asunto, y después de que el teniente de alcalde hubiese acusado a los socialistas de mentir sobre este tema, Font ha subrayado que mantiene "buena sintonía" con Domínguez, y que no le tendrá "en cuenta" sus "expresiones".

Reto al alcalde

Por su parte, Santiago Domínguez sigue manteniendo que el PSOE cambió de posición —tras respaldar inicialmente la propuesta nacionalista— debido a la "legítima presión" de los vecinos y considera "muy significativo" que Font no se quiera pronunciar sobre la conversación mantenida por el alcalde y la concejal de Bienestar, la nacionalista María Méndez, con la Conselleira de Traballo e Benestar Social. En esa conversación, ha asegurado Domínguez, "se trasladó a la Xunta que la ubicación propuesta por el Ayuntamiento para el centro de emergencia social era el barrio de Ribadavia".

El líder del BNG vigués ha lamentado las "incoherencias" de sus socios de gobierno y ha criticado que los socialistas "están interfiriendo" en las competencias de su grupo. A ese respecto, considera que el alcalde está "vulnerando" la delegación de competencias —entre ellas las de Bienestar Social— que él mismo firmó, y le ha pedido "que las cumpla o que las derogue".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.