La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife ha imputado dos delitos contra la Seguridad Vial a la conductora de un vehículo que circulaba bajo los efectos del alcohol por los alrededores de la Rambla de Santa Cruz. La mujer, de 53 años de edad, golpeó a un coche mientras circulaba por dicha zona y posteriormente a otros dos vehículos y a un peatón, provocándole heridas de carácter leve.

Además, según informó el cuerpo policial, se negó a realizar la obligatoria prueba de alcoholemia por lo que también se le solicitan responsabilidades penales. También se detectó que el vehículo en cuestión tenía la ITV caducada.

Este servicio policial se activó a raíz del aviso sobre un accidente de tráfico ocurrido en la calle Doctor José Naveiras de la capital tinerfeña. Una vez allí se constató que la conductora de un Hyundai Getz, al parecer causante del accidente, presentaba síntomas evidentes de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

En primer lugar colisionó, aún en plena Rambla, con un Peugeot, al que embistió a la salida de un semáforo causándole daños en la zona trasera del coche, lejos de parar tras este incidente continuó la marcha y fue en la calle José Navieras cuando colisionó contra un vehículo estacionado, un Fiat Punto, y éste a su vez contra un BMW. Por si fuera poco golpeó a un peatón causándole heridas en un brazo de las que tuvo que ser atendido.

La conductora mantuvo una actitud provocadora y agresiva tanto con los agentes como con el peatón. Esta mujer presentaba dificultades al hablar, falta de equilibrio estando a punto de caerse varias veces al suelo y negaba estar involucrada en accidente alguno, argumentando que había permanecido estacionada en todo momento.

La afectada se negó rotundamente a firmar documento alguno y a que le fuera practicada la prueba de alcoholemia. Los agentes tomaron declaración a todos los afectados y reestablecieron el tráfico en la zona.

A continuación se le trasladó a un centro de salud para que fuera atendida y, posteriormente, a su domicilio donde quedó a cargo de un familiar. Por su parte el vehículo de esta conductora se dejó en el depósito municipal.