Nacho Duato
Nacho Duato durante una rueda de prensa que ha ofrecido en la capital rusa. Efe

El bailarín valenciano Nacho Duato ha afirmado, tras anunciar su traslado a San Petersburgo para dirigir el ballet del teatro Mijáilovski, que en España "la danza no interesa tanto como en otros países".

En una rueda de prensa, el coreógrafo ha asegurado que comienza su nuevo trabajo a partir de enero "con muchísimas ganas, con la misma energía con la que comencé a dirigir la Compañía Nacional de Danza hace veinte años".

A pesar de asegurar no sentirse "maltratado" y puntualizar que las relaciones con el Ministerio de Cultura fueron difíciles sólo este último año, Duato expresó su tristeza y amargura por tener que dejar la CND.

"Me siento muy querido por el público español", afirmó, aunque acto seguido aseguró que no volverá a crear una coreografía para un teatro de España.

En España la danza no interesa como en otros países "Una cosa segura la tengo: a España no voy a volver a hacer ninguna coreografía. Iré de vacaciones, iré a ver a mi familia, iré a beber vino, iré con la compañía del Mijáilovski a bailar, pero crear un ballet para una compañía de España no lo voy a hacer nunca más", sentenció.

"Es el destino, ha tenido que ser así", sentenció Duato, y añadió que "en España la danza no interesa tanto como en otros países. He estado trabajando veinte años, tratando de que eso cambiara, pero por lo visto no han querido que así sea".

El contrato que vincula al artista valenciano con el teatro de San Petersburgo ha sido firmado por cinco años, según el comunicado de prensa, pero el director general del Mijáilovski, Vladímir Kejman, aseguró que en realidad el acuerdo es indefinido, y afirmó que Duato "trabajará el tiempo que quiera".

 

Será la primera vez en más de cien años, desde la renuncia del maestro francés Marius Petipa, que una compañía de ballet rusa será dirigida por un extranjero.

 

Duato aseguró haberse sentido "muy bien acogido y muy respetado" y subrayó que "eso para un coreógrafo y un artista es importantísimo".

No voy  a hacer una copia de lo que he hecho en Madrid, busco identidad "Mi trabajo va a cambiar, no voy a ir a San Petersburgo y hacer una copia de lo que he hecho en Madrid o de lo que vengo haciendo hasta ahora", adelantó el coreógrafo, y señaló que su objetivo es dar identidad y exclusividad a su nuevo colectivo.

Señaló que, al estar metido en otra cultura, su ballet y su creación se van a transformar, y agregó: "Me voy a amoldar, voy a hacer trajes a medida para los bailarines".

No obstante, aseguró que va a seguir trabajando "el repertorio clásico", aunque se compaginará con coreografías modernas, y afirmó que el clásico no está reñido con el ballet que él hace.