El Grup Balear d'Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB) ha pedido al Ministerio de Medio Ambiente del Gobierno central que "revise" la delimitación del dominio público marítimo-terrestre en los terrenos de Molí de'n Regalat, en el municipio mallorquín de Artà, que en estos momentos es de 20 metros (como si el suelo fuera urbano) cuando, según la organización ecologista, debería ser de 100 metros, de acuerdo con la clasificación urbanística actual como suelo urbanizable.

En un comunicado, el GOB ha asegurado que los sucesivos cambios realizados en la clasificación urbanística de esta zona desde la aprobación de las Normas Subsidiarias de Artà en 1992 tienen "consecuencias directas" en la "correcta" delimitación del dominio público, por lo que, en su opinión, el Consistorio de esta localidad "tiene la obligación de informar" a la Administración del Estado de la ordenación actual y de pedir que, en función de ésta, se revise la acotación de los espacios de titularidad estatal.

No obstante, la organización ha criticado que ni el Ayuntamiento ni Demarcación de Costas del Ministerio "hayan contestado ni mostrado ningún interés en instar a la revisión de la delimitación", por lo que ha remitido un dossier a la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar del Ejecutivo central con "toda la información necesaria" para formular la petición de que se establezca una nueva definición de 100 metros que "imposibilitaría" la materialización del proyecto de edificación previsto en este enclave.

El GOB ha recordado que las Normas Subsidiarias de Artà reclasificaron los terrenos y los pasaron de suelo urbano a urbanizable, con un plan parcial que finalmente no fue aprobado. En 1999, las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) de Baleares desclasificaron los terrenos, que pasaron a suelo no urbanizable o rústico, una catalogación que se mantuvo hasta la entrada en vigor del Plan Territorial de Mallorca en 2005, cuando volvieron a convertirse en urbanizables.