El administrador apostólico de la Diócesis de Ourense y obispo de la Diócesis de Tui-Vigo, Luis Quinteiro, ha asegurado este miércoles que el incendio en la Capilla de Os Remedios es una "trágica noticia" para la capital de As Burgas.

Luis Quinteiro ha señalado que le da "mucha tristeza ver esta capilla destruida y quemada", pero matizó que "mantiene los rasgos fundamentales para poder reconstruirla bien", por lo que "los elementos arquitectónicos y artísticos se mantienen esencialmente y no hay ninguna pérdida irreparable"

Quinteiro visitó este miércoles la Capilla de Os Remedios, situada entre el Puente Romano y el Pabellón Municipal, tras conocer la noticia del incendio. Ante los medios de comunicación, señaló estar "sorprendido" de la "reacción de todas las autoridades y bomberos" que muestran la "sensibilidad profunda de la ciudad" por la "disposición para aportar lo que uno pueda para su recuperación" y "están volcados" por lo que "colaboraremos para recuperar esta joya de la ciudad".

"Aquí está el corazón de la ciudad porque el Puente Romano y la Capilla de Os Remedios son referencias fundamentales de esta ciudad y por eso estamos muy tristes hoy", ha manifestado el administrador apostólico de la Diócesis de Ourense.

Quinteiro ha comentado que es un "momento muy triste para todos", pero ha puntualizado que es "hermoso" constatar la "profunda sensibilidad de todos hacia esa devoción de la ciudad". "Queremos que siga siendo un referente fundamental para la vida espiritual de la sociedad", ha afirmado.

Referencia devota secular

Por su parte, el delegado de Patrimonio de la Diócesis de Ourense, Miguel Ángel González, indicó que esta capilla del siglo XVI de estilo renacentista es "prácticamente la única muestra que hay" en esta zona que "por estar unida al puente por el que pasaba todo el mundo se unió la devoción al Camino de Santiago" y fue en todo momento una "referencia devota secular".

Miguel Ángel González señaló que la fachada y la arquitectura "se han conservado" y ahora "habrá que limpiarla y consolidarla" tras este incendio.

En su intervención, recordó que "es un BIC unido al Puente Romano", por lo que "tiene un respeto y una consideración" que espera que "ayude a la reconstrucción y recuperación" de una capilla "que fue creciendo con el paso del tiempo y manteniéndose esa devoción en tantas personas que todos los días pasan ante la imagen y en la novena" que se celebrará desde el próximo 31 de agosto y que congrega a miles de personas hasta el 8 de septiembre cuando se celebre el Día de la Virgen de Os Remedios.

La mujer que cuidaba las instalaciones y el interior de la Capilla de Os Remedios, Saturea Rodríguez, manifestó que se enteró del incendio "sobre las nueve y media de la mañana" cuando le llamó su sobrina y le contó "que el párroco de la capilla le comentó que ardía". En ese momento, se acercó. "Y ya vi cómo estaba. Y esto es un palo", ha expresado.

"no lo dejen perder"

Saturea Rodríguez comentó que ya su madre cuidaba las instalaciones y, desde hace muchos años, asumió ella el cuidado en un recinto donde le "salieron los dientes", por lo que pidió a las instituciones "que no lo dejen perder" y que "Ourense se ponga en pie" porque "no se puede abandonar por esta desgracia".

La capilla de Os Remedios celebra una eucaristía los sábados por la tarde y varias misas durante la novena en honor a la Virgen de Os Remedios, que congrega a miles de personas en una devoción con gran tradición en la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Ourense.