El Índice de Percepción Industrial en Aragón en el sector del metal (

Ipia metal) del primer semestre de 2010, se sitúa en un -18,4 por ciento, lo que supone "una mejoría con respecto al segundo semestre de 2009, en el que fue del -28,42 por ciento" y "por primera vez el dato real ha sido mejor de lo que se había previsto".

Así lo ha comunicado el director en Zaragoza de Append, Javier Tarazona, este miércoles, durante la presentación del Informe de Percepción Industrial de Aragón sobre el sector del metal, en la sede de la Federación de Empresarios del Metal de Zaragoza (FEMZ). Este informe, que se lleva realizando ocho años, ha sido diseñado por Append y supervisado por la mencionada federación.

El secretario general de la FEMZ, Rafael Zapatero, ha indicado que este informe, que se hace semestralmente, muestra "la valoración de los empresarios del metal con respecto a la marcha de sus negocios en el primer semestre de 2010 y a las previsiones que tienen para los próximos seis meses".

Ha agregado que "con el índice obtenido, que es del -18,4 por ciento, hemos vuelto a los datos del primer semestre de 2008, cuando comenzó la crisis, lo que supone una mejoría con respecto a los últimos tres semestres".

No obstante, el secretario general ha subrayado que "la crisis no se puede dar por superada, no hay datos consolidados para poder manifestar que podemos llegar a un índice positivo que será cuando la crisis se supere de verdad".

Rafael Zapatero ha lamentado que "según las previsiones para el segundo semestre, el índice de percepción bajará hasta el -20,20 por ciento", lo que se debe a que las "previsiones de ventas nacionales e internacionales son peores que las que se han hecho este semestre".

Las ventas nacionales han disminuido en un 54,5 por ciento de las empresas encuestadas, y han aumentado en un 13,9. En cuanto a las internacionales, el 41,1 por ciento de las empresas han aumentado sus exportaciones durante este semestre. Con estos resultados "se puede afirmar que son las exportaciones las que han estado tirando del sector", ha afirmado Javier Tarazona.

Las plantillas se mantendrán

Según el estudio, el 30 por ciento de las empresas han disminuido sus plantillas. "El ratio es elevado, pero menor que en el conjunto de la industria y que en semestres anteriores", ha señalado Tarazona. No obstante, se espera una mejoría en este sentido, puesto que el 80 por ciento de las empresas prevén que no van a reducir sus plantillas en el segundo semestre de 2010.

Ha recordado que a lo largo de la crisis "se ha perdido 14.000 empleos en el sector del metal", pero que actualmente "unas 54.000 personas siguen trabajando".

En un 56,7 por ciento de las empresas del metal, la demanda ha disminuido, y un 40,1 por ciento prevé que seguirá bajando. Si bien es cierto que el aumento de la demanda de este semestre, 12,4 por ciento, ha sido superior al previsto, 9,5 por ciento.

Los costes de producción de las materias primas han aumentado para el 51,4 por ciento de las empresas, dato que triplica al obtenido en el semestre anterior. Los costes en mano de obra se han mantenido estables para casi el 70 por ciento de las industrias metalúrgicas. La previsión para el semestre que viene apunta a un mantenimiento de los costes de materias primas y a una mayor estabilidad de los de mano de obra.

Por su parte, el 90 por ciento de las industrias han mantenido o ha disminuido el precio de los productos. "Si el precio producción ha aumentado y el precio de productos ha disminuido, los resultados empresariales han bajado", ha comentado Tarazona.

Según los datos del estudio, en el 48,4 por ciento de los casos no se ha producido ninguna inversión, lo que es un dato negativo, pero es mejor que en semestres anteriores. Además, las necesidades de financiación han disminuido. No obstante, casi el 25 por ciento de las empresas del sector tienen altas necesidades de financiación, lo que es "preocupante" dado que casi el 50 por ciento de los encuestados afirman que la obtención de préstamos y créditos sigue siendo complicada.

La cuarta parte de las empresas consideran que tienen una capacidad productiva demasiada alta para las circunstancias, aunque casi el 60 por ciento consideran que es adecuada. El volumen de producción de las empresas en este primer semestre se han reducido en casi un 50 por ciento de los casos, aunque más del 60 por ciento prevén que en los próximos seis meses se mantendrá.

En cuanto a la situación general, sólo uno por ciento de las empresas han crecido, mientras que el 70 por ciento sigue en retroceso, y más de la mitad creen que hasta que no pasen dos años no va a mejorar. 200

Empresas encuestadas

El director de Append en Zaragoza, Javier Tarazona, ha detallado que para conseguir los datos del IPIA del primer trimestre de 2010, se han hecho encuestas a 200 empresas aragonesas del sector metalúrgico y que "un 79 por ciento de industriales a los que ya habíamos encuestado en estudios anteriores, ha vuelto a realizarla".

El presidente de FEMZ, Javier Ferrer, ha afirmado que "el sector del metal es el principal sector industrial de Zaragoza, por lo que tiene una incidencia importante en toda la economía aragonesa", al tiempo que ha añadido que "las empresas del metal de la ciudad han hecho sus deberes, por lo que, dentro de la gravedad de las circunstancias, los ratios son, por lo general, mejores que los de semestres anteriores".

Ferrer ha manifestado que "las encuestas se han hecho a finales de junio", y aún no había surgido "el tema de la suspensión de las infraestructuras, lo que supone una mala noticia", ni tampoco los "resultados del test de estrés, del que los bancos han salido airosos, y que supondrá que las empresas puedan acceder más fácilmente a mercados internacionales". Ambas noticias podrían afectar a los resultados de las previsiones que salen en este informe.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.