Se celebra el primer bautizo civil de Euskadi en una ceremonia en la que los padres del bebé también se han casado

Iria Rodríguez, un bebé de cinco meses, ha protagonizado este sábado el primer bautizo civil celebrado en Euskadi, en una ceremonia que tuvo lugar en el Ayuntamiento de Muskiz (Bizkaia) y en la que los padres aprovecharon también para casarse civilmente.
Primer bautizo civil de Euskadi en Muskiz
Primer bautizo civil de Euskadi en Muskiz
EP

Iria Rodríguez, un bebé de cinco meses, ha protagonizado este sábado el primer bautizo civil celebrado en Euskadi, en una ceremonia que tuvo lugar en el Ayuntamiento de Muskiz (Bizkaia) y en la que los padres aprovecharon también para casarse civilmente.

La familia ha llegado a la explanada del Ayuntamiento con 20 minutos de retraso -la ceremonia estaba prevista para las doce del mediodía- y fue recibida por el alcalde de Muskiz y oficiante del bautizo, Gonzalo Riancho. El padre de la niña, José Iván Rodríguez, ha llegado vestido con el equipamiento del Athletic de Bilbao y la madre, Raquel Anta, con un traje de novia.

Tras dirigirse al Salón de Plenos, ha tenido el bautizo civil, cuyo sentido ha sido presentar al bebé a la comunidad. El acto ha consistido en la lectura por parte de los padrinos y del oficiante de varios textos extraídos de la Convención de los Derechos de los Niños en los que se expresaba el compromiso de asegurar la protección adecuada de la niña. El acto ha concluido con la entrega a los padres de un certificado que daba fe del bautizo realizado.

Seguidamente, los padres se han casado en una tradicional ceremonia civil en la que la niña se ha mostrado en todo momento tranquila. En un principio, la intención de los padres era bautizar a Iria y casarse por la Iglesia, pero no ha sido posible "hacerlo al mismo tiempo", por lo que, finalmente, se han decantado por esta opción.

"un día especial"

Raquel y José Iván, que ha acudido vestido del Athletic "por una promesa", han explicadon que la idea surgió porque querían que fuera "un día especial para los tres". "Teníamos intención de venir, firmar e irnos para casa, pero el revuelo ha sido impresionante", ha manifestado Raquel.

En declaraciones a los medios momentos antes de la ceremonia, la madre ha confesado que ella era de la opinión de que "no se iba a casar nunca", y ha señalado que su pretensión al principio era acudir vestidos "del Athletic y en vaqueros", pero, al final, la situación se ha convertido "a última hora en una locura".

Por su parte, el alcalde de Muskiz, Gonzalo Riancho, ha explicado que la ceremonia tiene el valor de dar la bienvenida a la niña y expresar que su llegada es "un motivo de alegría para los padres". Además, ha mostrado su deseo de que, a partir de ahora, estas peticiones de bautizos civiles "no se conviertan en una avalancha" porque ya ha tenido que denegar una solicitud procedente de unos padres de Barakaldo. Éste es el primer bautizo civil que se celebra en Euskadi, pero ya hay antecedentes "en Madrid, Málaga, la Comunidad valenciana y en Cataluña".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento