Una recién nacida murió ayer, al incendiarse su casa. Su madre, española de unos 40 años, fue trasladada al hospital de La Paz en un helicóptero de Emergencias 112: había inhalado mucho humo y está grave. El padre, de origen magrebí, se encontraba fuera.
El suceso ocurrió al filo de las 8.00 h, en una infravivienda situada junto al km 7 de la M-117, cerca de Ribatejada. Un conductor que pasaba por allí avisó por móvil a los servicios de emergencia al ver que salía humo de la casa.

Estaban acostadas

Cuando llegaron los servicios de Emergencias, el fuego había destruido el salón y la cocina, mientras que las habitaciones estaban afectadas por el humo. En una de ellas estaban la mujer, tumbada en la cama, y la niña a su lado en un cuco. La pequeña se encontraba ya en parada respiratoria y los sanitarios sólo pudieron certificar su muerte. La Guardia Civil investiga las causas del incendio.

Segundo caso en  mes y medio

La tragedia de ayer es el segundo caso de estas características en lo que va de año. El 13 de enero, una explosión de gas en Getafe mató a 3 personas, entre ellas a un bebé. En abril del año pasado, una madre y sus tres hijos murieron intoxicados por el gas de la caldera.