El Vaticano presenta unas normas nuevas más severas contra los abusos sexuales

  • La prescripción de estos delitos pasan de 10 a 20 años.
  • Los abusos a discapacitados psiquicos, como a menores.
  • Nuevo delito: poseer imágenes pornográficas.
El Papa, en la vigilia del cierre del Año Sacerdotal.
El Papa, en la vigilia del cierre del Año Sacerdotal.
Giussepe Giglia / EFE

El Vaticano presentó este jueves sus nuevas normas más severas para combatir los abusos sexuales por parte de clérigos a menores.

Entre ellas, resalta que la prescripción de esos delitos pasa de 10 a 20 años y que los abusos a discapacitados psíquicos adultos son equiparados a los de menores.

La nueva normativa vaticana para los procesos canónicos también incluye un nuevo delito por el que se castigará la adquisición, posesión y divulgación "por parte de un miembro del clero, en cualquier modo y con cualquier medio", de imágenes pornográficas que tengan como objeto a menores de 14 años".

Al Papa los casos más graves

Con estas medidas, la Santa Sede ha modificado el documento Delicta Graviora, de 2001, para afrontar estos casos. El Vaticano ha vuelto a proponer la normativa sobre la confidencialidad de los procesos para tutelar la dignidad de las personas implicadas.

Debido a que se trata de normas del ordenamiento canónico, es decir, de competencia de la Iglesia, no tratan de la denuncia a las autoridades civiles. El portavoz vaticano, Federico Lombardi, precisó que se da por descontada la colaboración "y el cumplimiento de lo previsto por las leyes civiles".

La nueva normativa contempla que los procesos sean más rápidos, así como la posibilidad de no seguir "el camino procesal judicial" normal, sino proceder por "decreto extrajudicial" y presentar directamente al Papa los casos más graves para que el clérigo culpable sea reducido lo más pronto posible al estado clerical.

Obispos apartados

Entre los últimos casos de pederastia y abusos sexuales en el seno de la Iglesia destaca la destitución del papa Benedicto XVI del arzobispo de Benin City (Nigeria), el irlandés Richard Anthony Burke, de 61 años, acusado de relaciones con muchachas menores de edad y de concubinato.

Anteriormente había destituido al obispo de Brujas (Bélgica) por abusos a un menor. Este mismo año, uno de los escándalos más graves ha sido la detección de 566 casos de abusos sexuales en el seno de la Iglesia en Austria. La Iglesia católica irlandesa, alemana y estadounidense también han vivido sonados episodios de abusos sexuales a menores por parte de su jerarquía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento