Hasta 150 niños podrían haber muerto por el frío en Afganistán
Reuters Reuters

Los Servicios de Ayuda Católicos (CRS, por sus siglas en inglés) indicaron que a un equipo de seis médicos que supervisó los pueblos junto a una franja de 60 kilómetros de autopista en la aislada provincia central de Ghor se les contó sobre 140-150 muertes de niños.

La mayoría de los fallecimientos habrían sido causados por neumonías, y la mayoría de los niños tenían menos de cinco años, aseguró a Reuters Paul Hicks, director de CRS en el oeste de Afganistán.

'Estos son números todavía sin confirmar, basados en informaciones que están recibiendo los equipos médicos tras hablar con las familias y con los líderes de las comunidades', dijo.

Este ha sido uno de los peores inviernos en la región. Unas 230 personas han muerto también en las montañas del Himalaya de la parte india de Cachemira con motivo de varias avalanchas.

En la zona montañosa de Pakistán, unas 150 personas murieron como consecuencia de las inundaciones y las avalanchas. En la provincia occidental de Beluchistán, otras 270 fallecieron en unas inundaciones.

Hicks indicó que los médicos les han informado de tasas del cien por cien de anemia, y niveles muy altos de malnutrición severa entre los niños afganos.

Además explicó que temen las cifras que puedan venir de las regiones más remotas de esta provincia, a la que no han podido llegar los trabajadores de organizaciones de ayuda debido a las fuertes nevadas.

'Cientos de niños podrían haber muerto', dijo.

Hicks expresó su frustración porque la falta de helicópteros de la ONU o de Estados Unidos les haya impedido llegar a estas zonas más alejadas.

'Es una cuestión de recursos y de prioridades. El Ejército de Estados Unidos no ha sido capaz de proporcionar recursos, y la ONU solo tiene un helicóptero disponible, que no puede atender a las necesidades'.

/Por David Brunnstrom/