Gallardón pide se deje trabajar a la justicia en caso Windsor
Reuters Reuters

Algunas grabaciones realizadas por videoaficionados muestran luces encendidas y lo que parecen ser dos figuras dentro del edificio Windsor horas después de que fuera desalojado por los bomberos, añadiendo más misterio a las incógnitas abiertas por la virulencia y rapidez con la que se extendió el fuego.

'Yo entiendo que exista una demanda informativa, que los medios de comunicación quieran saber si las sombras pertenecen a uno, pertenecen a otro, yo eso lo entiendo, pero (...) entiendan que a los jueces no se les debe de presionar y que deben de actuar con plena y absoluta garantía', dijo el alcalde a TVE.

'Quien controla toda la información, quien tiene que dar respuesta a todas las preguntas es esa investigación judicial', añadió.

Hasta que no termine esa investigación no se podrá comenzar con las tareas de demolición del edificio, necesaria tras los daños causados en la estructura de la torre por el incendio.

El pasado viernes comenzaron los trabajos preliminares para desmontar el rascacielos desde el exterior, en una operación que el Ayuntamiento madrileño calcula llevará menos de un año.

'En el mismo momento en que el juzgado que está llevando las diligencias nos diga que no tiene ya más necesidad de incorporarse al edificio, de que los técnicos analicen o de analizar materiales, en ese momento empezaremos las tareas de demolición', dijo Ruiz-Gallardón.

Una de las grúas que habían sido instaladas para demoler el Windsor se vino abajo hacia medianoche en la calle de Raimundo Fernández Villaverde, al parecer por un fallo en su sistema hidráulico, aunque no causó daños de consideración en la zona.

El Ayuntamiento empezó a instalar el miércoles una serie de cámaras en edificios cercanos desde las que se controlarán las obras.

/Por Blanca Rodríguez/