El Ayuntamiento de Teruel ultima el dispositivo para garantizar "la seguridad" y el buen desarrollo de las fiestas de La Vaquilla. Desde el sábado 10 de julio y hasta el lunes 12 de julio, más de 500 efectivos de Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local, Cruz Roja y Protección Civil estarán pendientes del desarrollo de las fiestas.

Además, el concejal de Protección Ciudadana, Luis Muñoz ha recordado que las brigadas municipales han trabajado durante los últimos días para proteger elementos patrimoniales o jardines de la ciudad.

En cuanto a la limpieza, el edil ha señalado que los 50 trabajadores del servicio de limpieza estarán operativos durante los días de La Vaquilla, con el refuerzo de la empresa FCC que aportará otros 37 trabajadores, así como medios técnicos: cinco barredoras de arrastre, una más de aspiración, cuatro cubas de baldeo, un vehículo de baldeo tipo furgoneta y un camión recolector-compactador.

En lo que se refiere al tráfico, Muñoz ha recordado a los turolenses que desde hoy comenzarán algunos cortes de tráfico para poder montar las carpas de las peñas que se sitúan en la zona del Óvalo. Además, Luis Muñoz ha pedido a los conductores que "se olviden del Centro histórico" que, permanecerá cortado desde el viernes por la tarde y hasta el próximo martes.

Tampoco habrá servicio de autobús urbano, desde el viernes a las 19.00 horas hasta las 16.00 horas del martes, 13 de julio.

Como novedad, este año se habilitarán tres zonas de aparcamiento, en la zona de Los Planos, junto al Hogar Comandante Aguado y en la carretera de Alcañiz. Una medida con la que el Consistorio espera acabar con los coches mal aparcados por las calles de la ciudad. Además, se han editado 7.000 folletos en los que se muestra un plano con las zonas de aparcamiento, así como consejos e información sobre sanciones.

El edil también ha explicado que el consistorio se ha puesto en contacto con Interpeñas y con los responsables de las barras de los bares que se instalarán en las calles para recordarles que "en todo momento deben facilitar, de manera efectiva e inmediata el paso de vehículos de seguridad, autobuses de servicio público".

El ayuntamiento también ha insistido en que las peñas y los bares deben respetar los horarios de silencio para que "la gente que vive en el centro que, ya soporta muchas molestias, al menos pueda descansar". Ese horario está fijado entre las 6.00 y las 17.00 horas, a excepción de las charangas.

Finalmente, Luis Muñoz ha subrayado que "la limpieza no sólo es cosa del Ayuntamiento", así que ha pedido a peñas y bares que se ocupen de mantener limpia la calle.

Consulta aquí más noticias de Teruel.