La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Dolores Gorostiaga, ha lamentado este miércoles el fallecimiento en Perú de la cooperante santanderina Lorena Guerrero y ha anunciado que la Dirección General de Asuntos Europeos y Cooperación al Desarrollo se pondrá en contacto con su familia para ofrecer "colaboración y ayuda en estos momentos tan difíciles".

Lorena Guerrero, natural de Santander, trabajaba como profesora de matemáticas en el IES Aguadulce de Roquetas de Mar (Almería), según fuentes de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento almeriense.

Es una de las cuatro cooperantes españolas muertas en un accidente de tráfico al Sur de Perú, en el que además han resultado heridos otros cinco españoles.

Gorostiaga ha elogiado "el trabajo, el esfuerzo, la ilusión y los valores de solidaridad y entrega desinteresada" que representan los cooperantes y voluntarios que trabajan por hacer "este mundo un sitio mejor".

Según dice, los cooperantes y las ONG son "la cara visible de los proyectos de cooperación al desarrollo y la esperanza en la construcción de una sociedad basada en la paz y la justicia social".

La vicepresidenta ha recordado que el Gobierno cántabro tiene actualmente en marcha más de 120 proyectos de cooperación al desarrollo en más de 65 países. A su juicio, son proyectos que, "sin la presencia de los cooperantes y voluntarios, sería muy difícil realizar".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.