«Mi hijo nos ha castigado. Soy un padre fracasado»

Esteban, el padre de Ricardo P., uno de los tres jóvenes detenidos por quemar viva a una indigente en Barcelona, habló ayer emocionado y con lágrimas sobre lo que califica como «una tragedia cruel».
Esteban P. padre de uno de los acusados de quemar a una indigente.
Esteban P. padre de uno de los acusados de quemar a una indigente.
20minutos.es
¿Su hijo le ha dicho por qué lo hizo?

No. Sólo lloró y pidió perdón. Creo que fue una broma, un juego que acabó en una tragedia cruel. No fue un asesinato premeditado. Creo que todavía no son conscientes del daño que han hecho.

Y usted, ¿qué explicación encuentra?

No la hay. Son chicos modernos, de una generación muy permisiva que ha tenido de todo. Quizá no hemos sido buenos padres. Han de ser castigados por lo que han hecho y quiero pedir perdón por ello. Ha sido una tragedia que ha roto a cuatro familias, la de los chicos y la de Rosario.

¿Conocía a Rosario?

Sí. Era nuestra indigente. Era de todos los vecinos que la ayudaban. Ricardo también la conocía. Tengo el corazón destrozado por Rosario. Si he llorado, ha sido por ella. Nadie merece tanta crueldad.

¿Su hijo tiene ideología fascista, como se ha dicho?

No. Vestía pantalones militares porque están de moda, pero no milita en ningún grupo así. Es un mal estudiante y le gustan las motos, un sueño que me imagino que se ha roto (llora). Cuando era más pequeño, tuvo un problema de obesidad que provocaba las risas de los demás. Quizá por eso fue un poco más mimado.

Tras el crimen, su hijo huyó a Zaragoza y usted lo fue a buscar. ¿Le contó entonces lo que había hecho?

No. Fui allí pensando que tenía algún problema escolar, pero no me dijo nada. Creo que no se atrevía a contarlo y que no quería hacer más daño del que había hecho. Nos enteramos el domingo cuando llegó la Policía. Él no estaba en casa, había ido a una fiesta de cumpleaños. Tiene una amiga especial y creo que fue a despedirse de ella.

¿Qué castigo cree que merece su hijo?

Un castigo con mucho rigor. Ricardo nos ha castigado a la sociedad y a la familia. Me siento un padre fracasado. Nadie puede pensar que tiene un hijo malvado.

Bio. Esteban P. es ingeniero e imparte clases en la universidad. Tiene tres hijos. No quiere mostrar su rostro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento