El Departamento de Medio Ambiente ha incidido este miércoles en la prohibición de hacer fuego al aire libre hasta el 15 de octubre y ha solicitado la "máxima prudencia" en las actividades en el monte así como la colaboración ciudadana para avisar ante cualquier indicio de fuego.

Ante la subida de temperaturas previstas para estos días, el Departamento de Medio Ambiente ha pedido que se extremen las precauciones para evitar incendios ya que estas condiciones meteorológicas, junto con la sequedad del monte en algunas zonas, son condiciones propicias para que puedan desencadenarse incendios.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, desde este miércoles y hasta las 21.00 horas de este jueves, se pueden registrar temperaturas de entre 39 y 40 grados centígrados en zonas como la Ribera del Ebro, la Ibérica zaragozana, el sur de Huesca y el Bajo Aragón en Teruel, por lo que se ha activado la alerta naranja en estas zonas. En el resto de la Comunidad, se pueden alcanzar entre 35 y 38 grados.

Ante condiciones especialmente adversas como las previstas, se ha solicitado la colaboración de los ciudadanos para que extremen la precaución en todas sus actividades al aire libre y en el monte, y se ha pedido el cumplimiento de la Orden sobre prevención y lucha contra incendios forestales.

El Departamento ha recordado que, según esta Orden, se prohíbe hacer fuego al aire libre hasta el próximo 15 de octubre. En este periodo únicamente está permitido hacer fuego en barbacoas cerradas por cuatro paredes y tejado donde sea posible la estancia de personas (tipo caseta) y que tenga chimenea con matachispas.

Además, siempre hay que mantener la vigilancia de las barbacoas hasta que las cenizas estén totalmente apagadas. Se pide especialmente tener cuidado en las zonas al aire libre más frecuentadas como zonas de recreo y esparcimiento, choperas y arboledas.

El Departamento ha incidido en la obligación de no tirar colillas encendidas en el monte ni por las ventanillas del coche; guardar los desperdicios en una bolsa de basura y tirarla en un contenedor o llevarla a casa; no circular con vehículos fuera de los caminos autorizados, ni estacionar sobre hierbas secas o maleza. Tampoco se debe emplear maquinaria que pueda producir una chispa en zonas forestales o en sus inmediaciones en época de máximo peligro.

El Departamento de Medio Ambiente ha recomendado en las salidas al monte llevar siempre teléfono móvil y avisar al teléfono 112 ante cualquier incidencia, así como colaborar con los colectivos profesionales de vigilancia y prevención de incendios forestales si es necesario.

También ha sugerido que si se vive en una casa cercana al monte, es necesario mantener limpio el tejado y alrededores de hojas, ramas secas, vegetación arbustiva y herbácea y basuras, así como vigilar las barbacoas constantemente hasta que las cenizas estén totalmente apagadas.

Según los datos provisionales de que dispone el Departamento de Medio Ambiente, durante los seis primeros meses de 2010 se han producido 211 incendios, frente a los 250 que se produjeron el año pasado en el mismo periodo, lo que supone una disminución del 15 por ciento en el número de siniestros.

Gracias a la actuación del operativo de prevención y extinción de incendios forestales del Gobierno de Aragón, 150 de estos incendios se han quedado en conatos (incendios de menos de 1 hectárea), y en 52 se han quemado entre 1 y 5 hectáreas. En total, esto supone que el 96 por ciento de los incendios ocurridos en este periodo no ha superado las cinco hectáreas calcinadas.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.